Se celebró su día nacional.

CONAF CELEBRA Y AGRADECE LABOR DE LOS GUARDAPARQUES

30-09-2015 - 19:48
Hoy miércoles 30 de septiembre se celebra a lo largo del país el Día Nacional del Guardaparque. Instaurada en 1995, la fecha recuerda la creación, en 1907, de la Reserva Nacional Malleco en la Región de La Araucanía, la cual fue la primera área silvestre protegida del Estado en Chile.

Como una manera de integrar a la comunidad a esta celebración, desde hace unos años el último domingo de septiembre se libera el pago del ingreso a todas las unidades del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE), administrado por la Corporación Nacional Forestal (CONAF); en el caso de nuestra región, la medida rigió para el Parque Nacional Torres del Paine y el Monumento Natural Cueva del Milodón.

Durante la jornada se realizarán diversas actividades de homenaje a quienes trabajan en la conservación del patrimonio natural y cultural del país. En la región están organizados varios encuentros de camaradería.

El primer funcionario público y precursor de los actuales guardaparques fue Manuel Alvarado, quien fue el primer administrador de la mencionada Reserva Nacional, desde su implementación en 1914, hasta aproximadamente 1930. En Magallanes, el primer guardabosque fue Sergio Gallardo (Q.E.P.D) y la primera mujer que ejerció como guardaparque fue Cristina Yáñez.

Un hito importante para relevar la función y organización de los guardaparques, fue la creación en 1999 del Cuerpo de Guardaparques, órgano profesional, formal, oficial y estructurado de la Corporación Nacional Forestal, conformado por el personal que cumple labores de guardaparques en las unidades que conforman el SNASPE. Su principal objetivo es el desarrollo profesional de sus integrantes y la canalización de los aportes, aspiraciones y proyectos de los guardaparques del país, hacia los diversos niveles de decisión de la institución.

Los guardaparques habitualmente residen en las unidades en las cuales trabajan, lo que implica una vocación especial de servicio y muchas veces sacrificios y renuncias. En terreno, trabajan por conservar la diversidad biológica, así como por proteger los recursos naturales y culturales del país, para beneficio de las actuales y futuras generaciones. En época estival, generalmente son apoyados por personal externo en labores administrativas y de ingreso a las unidades, para dedicarse a su labor principal, por la cual son reconocidos a nivel internacional, que es preservar y conservar nuestro patrimonio natural.

En la actualidad, el SNASPE está constituido por 101 unidades, de las cuales 36 son Parques Nacionales, 49 Reservas Nacionales y 16 Monumentos Naturales, varias de las cuales han sido reconocidas como Reservas de la Biósfera. En Magallanes, cubre más del 50% del territorio regional y está integrado por los Monumentos Naturales Los Pingüinos, Cueva del Milodón y Laguna de Los Cisnes; las Reservas Nacionales Laguna Parrillar, Magallanes y Alacalufes; y los Parques Nacionales Pali Aike, Cabo de Hornos, Alberto De Agostini, Bernardo O’Higgins y Torres del Paine.

Tanto en la región como en el resto del país, el personal de CONAF destaca por la abnegación en el cumplimiento de su deber y trabajo en terreno, llegando muchas veces a exponer su vida por la protección de los recursos naturales y de la ciudadanía, así como ejerciendo labores de soberanía en numerosas unidades que limitan con países vecinos. En la Región de Magallanes y Antártica Chilena la dotación de guardaparques está conformada por 50 hombres y 6 mujeres, de las cuales 4 se desempeñan en el Parque Nacional Torres del Paine, una en la Reserva Nacional Magallanes y una como Administradora en el Monumento Natural Cueva del Milodón.