Soy reportero.

PROCESIÓN DE MARÍA AUXILIADORA REALIZADA EN PUERTO NATALES

25-05-2019 - 18:41
Este viernes 24 de mayo se realizó en la ciudad de Puerto Natales la procesión de María Auxiliadora, momento en el cual la familia salesiana se reúne en torno a la figura de la Virgen, madre de Jesús y Patrona de la Iglesia Magallánica.
Con la presencia del Párroco Padre Carmelo Moler sdb, Director del LSMF, P. Sergio Astorga T. sdb, hermano Romedil Ilufi, entre otros, se desarrolló en el gimnasio del colegio salesiano la eucaristía en honor a la madre María Auxiliadora, instancia que reunió a gran parte de la Comunidad Educativo Pastoral del Liceo Mons. Fagnano, junto a miembros ADMA (Asociación de devotos de María Auxiliadora) Comunidades Religiosas, Comunidades Apostólicas Salesianas, Infancia Misionera, Scouts, entre otros.

Durante del desarrollo de la celebración, se recalcó la fuerza e importancia de María Auxiliadora como madre y guía de todos los presentes, además de la relevancia de la mujer como madre y mujer trabajadora, sumando a ello un pie de cueca que brindaron funcionarios de esa casa salesiana.

Finalizada la misa, los fieles se congregaron a la salida del colegio para dar inicio a la procesión, momento donde la Virgen era esperada por la batucada de las hermanas del liceo María Mazzarello, junto a la banda de guerra del LSMF, quienes entusiastas al ritmo de sus cajas, bombos, clarines, entre otros, hicieron el acompañamiento correspondiente a la celebración.

Este año la procesión tuvo un nuevo recorrido que abarcó seis estaciones, entre las que se destacan la estación de las cheerleaders,, estación de ADMA, estación de las CAS, estación del grupo Scouts junto a Infancia Misionera, estación de Salesianos Cooperadores, entre otros, donde en cada una de ellas se dedicó un mensaje a la comunidad, convirtiendo estos momentos en instancias utilizadas por los fieles para rezar y brindar sus oraciones a María.

En esta oportunidad, el trayecto fue dirigido hacia la parte alta de la ciudad, peregrinando por poblaciones y finalizando en la capilla Jesús Nazareno, lugar en la que los asistentes fueron agasajados con un chocolate caliente y unas sabrosas rosquillas.