Ubicada frente a la ciudad argentina de Ushuaia.

PUERTO NAVARINO: UNA IMPORTANTE ALTERNATIVA PARA SOLVENTAR EL TURISMO EN TIEMPOS DE CRISIS

17-11-2019 - 10:35
La localidad, ubicada justo frente a la ciudad argentina de Ushuaia, será un punto estratégico relevante para el ingreso y egreso de turistas por vía marítima en un inicio de temporada que coincidió con la crisis social que afecta actualmente a Chile.

El estallido social ocurrido en Chile hace casi un mes, coincidió con el inicio de la temporada turística en la Provincia Antártica Chilena, por lo que el panorama para todos los actores ligados a este importante rubro económico en la zona cambió.

Tanto la Cámara de Turismo de Cabo de Hornos como la Asociación Gremial de Empresarios Turísticos de Cabo de Hornos, han informado cancelaciones de reservas y postergaciones de programas debido a la crisis social que actualmente afecta a la nación. “Obviamente, se ve que esta situación del país va a afectar quizás toda esta temporada 2019-2020. En ese sentido, el tránsito de aviones de manera nacional, las entradas de turistas en Chile se van a ver mermadas”, detalla Francisca Albornoz, presidenta de la última agrupación mencionada.

Sin embargo, no todo está perdido. Un lugar de esta zona austral cumplirá una labor estratégicamente importante durante los meses venideros, quizás algo impensado hace algunas semanas atrás. Se trata de Puerto Navarino, ubicado a 56 kilómetros al noroeste de Puerto Williams. Se encuentra en la ribera sur del canal Beagle, justo frente a la ciudad argentina de Ushuaia.

Puerto Navarino: Una importante oportunidad

Desde fines de octubre, y como ha sido costumbre en los últimos años, dos empresas navieras argentinas realizan cruces marítimos generalmente todos los días –si las condiciones del tiempo lo permiten-. El valor del pasaje ida y vuelta para residentes de la provincia es de 150 dólares, mientras que para no residentes es de 220 dólares –se está evaluando bajar los precios debido a la última alza de la divisa estadounidense-. A través de embarcaciones semirrígidas, demoran aproximadamente 30 minutos en cruzar de un país a otro. En Puerto Navarino, cuya población permanente es sólo una familia naval que reside en la Alcaldía de Mar, turistas realizan trámites con funcionarios del SAG una vez que desembarcan.

Según estadísticas de la Avanzada de Migraciones y Policía Internacional de Puerto Williams, dependiente de la Policía de Investigaciones (PDI), hubo un total de 299 cruces –tanto de ida como de vuelta- entre octubre de 2018 y abril de 2019. Desde Ushuaia, ingresaron 2 mil 336 personas a Puerto Navarino, mientras que 2 mil 395 salieron con destino a la ciudad argentina. Casi la totalidad de los pasajeros fueron turistas y las principales nacionalidades que ingresaron provinieron de Alemania, Francia, Estados Unidos, Reino Unido y Argentina. También se registraron chilenos en los cruces.

“Yo diría que en Puerto Williams tenemos una tremenda oportunidad con una puerta de entrada como es Ushuaia. Ushuaia tiene un flujo de visitantes enorme: más de 300 mil en la temporada cada año. Podemos tener acceso a esos visitantes e invitarlos a que crucen. Pueden cruzar desde Argentina y no tienen que hacer la llegada por el resto de la región, que podría estar un poquito más complicada”, sostiene el secretario de la Cámara de Turismo de Cabo de Hornos, Maurice van de Maele.

Además del cruce marítimo, las empresas trasladan a los turistas por el ondulante camino de ripio que separa a Puerto Navarino de Puerto Williams. Algunos tramos de la Ruta Y-905 han estado bajo mejoramiento, con tronaduras incluidas, lo que ha variado la demora y comodidad del trayecto: por lo menos una hora y media de viaje hasta llegar a la capital provincial para realizar los últimos trámites con PDI y posteriormente conocer las bondades que ofrecen la isla Navarino y sus habitantes.

Por una parte, Albornoz sugiere que exista una mejor infraestructura habilitante, como baños en buenas condiciones, para los turistas que transiten por Puerto Navarino. Tanto la dirigenta como van de Maele coinciden en solicitar un mayor apoyo del Estado en los trámites de ingreso y egreso de turistas desde aquella localidad. “Esperamos que la frecuencia de ese cruce aumente, que lleven personal de la PDI para que sea más expedito y ojalá pueda entrar la mayor cantidad de turistas por esa vía”, menciona Albornoz.

“Creo que es un buen momento para que el Estado chileno, las autoridades regionales y a nivel central, nos apoyen con la instalación de una inmigración permanente, con funcionarios de inmigración permanente en Puerto Navarino. Eso mantiene una puerta de entrada a la provincia que es muy conveniente”, dice van de Maele.

Y Albornoz añade: “Hemos estado en contacto constante con Sernatur. Ellos están muy preocupados, nos han pedido que reportemos sobre la situación actual, de nuestras reservas, de los programas y todo eso, así que se ve una preocupación grande de parte de ellos. Esperamos que con esa información tomen medidas para promover y hacer promoción, que es lo que ellos hacen del destino, y así también aumentar la cantidad de turistas que van a llegar”.

El gobernador de la Provincia Antártica Chilena, Nelson Cárcamo, ha tomado cartas en el asunto. Se ha reunido con directivos de ambas asociaciones de turismo, donde han tratado temáticas para justamente facilitar la conectividad entre estos lugares. “Hemos estado preocupados de dotar algunas comodidades muy básicas y elementales para los turistas y visitantes que llegan allí, como servicios higiénicos, una oficina donde se pueda atender a la migración y hacer todo el papeleo deben hacer”, dice la autoridad provincial.

Junto a esto, Cárcamo manifiesta su intención de ayudar a estrechar lazos entre las cámaras de turismo locales y las de Ushuaia. “Hay toda una planificación, tenemos algunas expectativas y también la intencionalidad de invitar a Puerto Williams a algunas de nuestras autoridades regionales, a objeto de que ellos puedan ver en terreno la necesidad y el requerimiento que ambas cámaras en este momento están formulando”, sostiene.

Aventura y tranquilidad en Isla Navarino

En tanto, Maurice van de Maele ve algo positivo de toda esta crisis social. “De este tipo de movilizaciones siempre sale un aspecto que ha mejorado la calidad de vida de los chilenos. Eso es bueno para nosotros como ciudadanos y también para el desarrollo del turismo”, comenta.

“Aquí, una gran parte de los visitantes busca un lugar que le llame la atención, donde puedan desarrollar aventuras. Aunque la aventura sea ir a lugares con poca densidad humana, eso ya es una aventura para ellos, pero también hay muchos visitantes que buscan tranquilidad, poco ruido, disfrutar, reflexionar de los paisajes, etcétera. Ésa es una cosa con la que siempre vamos a poder contar como oferta para toda la gente que nos quiera visitar”, agrega.

Lars Becker es uno de los tantos turistas que ha cruzado desde Ushuaia hasta Puerto Navarino, para posteriormente ir a Puerto Williams durante esta temporada. Al oriundo de Alemania le ha sorprendido lo frío del canal Beagle y haber realizado el único cruce marítimo entre Argentina y Chile, puesto que en el resto del territorio sudamericano se hace sólo por vía terrestre o a través de lagos, principalmente debido a la cordillera de los Andes que separa a ambos países.

“Quiero recorrer algún sendero y posteriormente tomar el avión hasta Punta Arenas. Escuché que es muy agradable tener una vista del canal Beagle desde el avión, pues el vuelo es un tanto bajo para sobrevolar el cordón de montañas y parques nacionales. Creo que me gustará”, dice tras desembarcar a Puerto Navarino en una soleada mañana.

Fernando Piñero, por su parte, ya está pronto a embarcarse para volver a su país natal, Argentina. Estuvo algunos días en la isla Navarino y sostiene que le gustó “muchísimo” Puerto Williams. “La verdad es que está bien organizado. Hay buena frecuencia, y ayuda para que podamos conocer. Para quien le gusta este tipo de turismo y expediciones, es espectacular (…) Estuvimos disfrutando un poco del pueblo, arrendamos bicicletas, incluso anduvimos en kayaks. Y la gente también es muy receptiva, así que la pasamos muy bien”, detalla.

Su compatriota Fernando de Lorenzo hace cuatro años que realiza cruces entre Ushuaia y Puerto Navarino junto a la agencia turística Onashaga Expeditions. Observa que aún la temporada está tranquila, pero esperan repuntar en las semanas venideras. El navegante destaca que en Ushuaia y Puerto Williams los turistas pueden maravillarse con dos lugares opuestos, pero que se complementan entre sí.

“Pueden encontrar las dos opciones. Tienes una ciudad frente a nosotros que es grande (Ushuaia) y encontrarte con un pueblito acá que es recontra (sic) pintoresco (Puerto Williams)”. De Lorenzo subraya que a los turistas les atraen los paisajes prístinos que aún perduran en la isla Navarino. “Por este lado se nota que el bosque, la vegetación, está mucho más virgen que el nuestro”, explica.

Maurice van de Maele concluye que el porcentaje de reservas en línea en su hotel, el Fio Fio, es mucho menor al año pasado. “Es preocupante, pero es menos preocupante que en otros lugares del país. Hay que hacer una alianza con la ciudad vecina de Ushuaia y creo que nos podemos beneficiar mutuamente”, cierra.


Por Ignacio Palma
Gobernación Antártica Chilena