Impulsado por la Dirección de Género, Equidad y Diversidad de la Universidad de Magallanes.

ENCUENTRO CIUDADANO INVITÓ A DIALOGAR SOBRE UNA NUEVA CONSTITUCIÓN CON PERSPECTIVA DE GÉNERO

05-12-2019 - 16:38
Un llamado a reflexionar y aportar miradas respecto al proceso constituyente que derivó producto de la crisis social vivida en nuestro país desde mediados de octubre, fue el objetivo del “Encuentro Ciudadano: Mujeres, diversidad y nueva Constitución”, un espacio de diálogo impulsado por la Dirección de Género, Equidad y Diversidad de la Universidad de Magallanes (UMAG) en conjunto con Amnistía Internacional, que se realizó el pasado sábado 30 de noviembre en el Auditorio Ernesto Livacic de la casa de estudios.

A la actividad, asistieron cerca de 40 mujeres de la comunidad magallánica, quienes escucharon con atención las ponencias realizadas, para, posteriormente, participar de un conversatorio sobre los temas tratados, y cuyo eje central fue la nueva Constitución. De esta forma, las expositoras Marcia Vallejo Tabilo, abogada de la Unidad de Prevención y Acompañamiento de la UMAG; Sintia Orellana Yévenes, directora de Género de la UMAG y; Lucha Venegas, coordinadora de proyectos en Derechos Humanos de Amnistía Internacional, sentaron las bases de una discusión en torno a la importancia de la perspectiva de género en la carta fundamental futura.

En su exposición, la directora de Género de la UMAG, explicó, al respecto, que una Constitución con perspectiva de Género significa cuestionar la discriminación, desigualdad y exclusión de las mujeres que se pretende justificar con base en las diferencias biológicas entre mujeres y hombres. Entre otras cosas, planteó, por ejemplo, que toma en cuenta las diferencias, por clase, etnia, raza, edad y religión, y desnaturaliza los roles sociales y culturales asignados a hombres y mujeres.

“Esta instancia surge desde la necesidad que nosotras visualizamos en la Dirección de Género, Equidad y Diversidad de que se incluya la perspectiva de género, es decir, que se incluya a las mujeres y a las diversidades sexuales, y se consagren derechos que son relevantes, que debieran tener rango constitucional, como por ejemplo: el derecho a una vida libre de violencia, el derecho a la no discriminación, el valorar el trabajo no remunerado de las mujeres que se quedan en las casas, los derechos sexuales y reproductivos, la libertad de decidir sobre nuestro cuerpo, etc. Creemos que esta es la oportunidad en la que tienen que quedar consagradas estas materias”, enfatizó la directora de Género.

Pero ¿cómo garantizar que estos aspectos puedan ser abordados e incluidos en este proceso constituyente? A juicio de la abogada, “nos toca, como sociedad, estar alertas, estar pendientes, estar siempre vigilando qué se va a hacer desde arriba, desde las cúpulas, y que efectivamente se incluya a la sociedad toda para poder tomar una decisión y no se haga como se ha hecho en la historia constitucional chilena: a puertas cerradas, entre un grupo de puros varones y de ciertas características”. Bajo esa lógica, indicó que a través de espacios como éstos, “nosotras dejamos la invitación abierta a pensar y a generar un mecanismo de control social en el cual estemos pendientes y, si hay que salir a las calles o si hay que hacer algún petitorio para las autoridades, hacerlo, pero que se nos escuche y se nos incluya a todos y todas”.

Desde Amnistía Internacional, en tanto, se hizo hincapié en la relación diversidad, derechos humanos y nueva Constitución. Su representante, Lucha Venegas, remarcó que “la apuesta nuestra es que los sujetos de derecho sean quienes pongan sus voces, sus propuestas para una nueva Constitución, es decir, esto no se puede hacer sin las mujeres, no se debe hacer sin la diversidad sexual, sin los pueblos originarios, sin los niñes, y jóvenes que muchas veces son excluidos de cualquier proceso de opinión, participación, entonces nuestra apuesta es que los sujetos de derecho, las personas sean quienes lideren y encabecen con sus propuestas desde su multiplicidad”.

“De ahí que sea tan importante –agregó- vincularnos y articularnos con distintos grupos, no trabajar por separado, sino que hacer esfuerzos mancomunados de imaginación, por eso felicitamos este espacio brindado por la Universidad de Magallanes”