María José Flores Silva.

TRABAJADORA SOCIAL DE LA JUNJI MAGALLANES SE PERFECCIONÓ EN CANADÁ PARA APORTAR A LA EDUCACIÓN DE NIÑAS Y NIÑOS

11-12-2019 - 15:52
Entre los días 10 y 18 de noviembre de 2019 estuvo capacitándose en Toronto, Canadá, la trabajadora social de la Dirección Regional de Magallanes y de la Antártica Chilena de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI), María José Flores Silva, gracias al respaldo institucional como también de Fundación Chile y del Banco Interamericano del Desarrollo (BID).

Esto fue parte del Programa de Pasantías Internacionales “Interacciones pedagógicas que enriquecen los aprendizajes en la primera infancia: indagación, juego e inclusión”, que fue desarrollado en la Facultad de Educación de Canadá, en el Ontario Institute of Studies in Education (OISE) de la Universidad de Toronto, Canadá. Esta casa de estudios superiores está clasificada entre las diez mejores del mundo y especializada en diseño de programas de pasantías internacionales para educadores de instituciones de la primera infancia.

Recordemos que en 2015 la JUNJI con el apoyo del BID implementó el “Programa para la Expansión y Mejoramiento de la Educación Inicial” que, durante los años 2016, 2017 y 2018, permitió que funcionarias y funcionarios de Magallanes participaran en pasantías en la Asociación de Maestros Rosa Sensat en Barcelona, España. Esta nueva etapa continúa el trabajo sentado originalmente con la Península Ibérica.

Entre los objetivos está fortalecer habilidades de gestión y liderazgo para mejorar la educación parvularia, instalando capacidades para mejorar las prácticas pedagógicas en los programas de la JUNJI.
María José Flores es trabajadora social de la Universidad de Magallanes y tiene un Diplomado en Mediación Familiar en la misma institución. Dijo que la pasantía la enriqueció en lo personal y lo profesional. “Me permitió reflexionar y valorar los avances que tenemos en Chile y en Magallanes, los ambientes, contextos de aprendizaje, la materialidad que existe. Hay que avanzar en muchos otros aspectos, como las interacciones pedagógicas, uno de los focos del encuentro”, detalló la joven.

Fue seleccionada luego de contestar preguntas técnicas y atender propuestas de transferencias de conocimientos ante los encargados del proceso, Fundación Chile, por ejemplo, sobre el impacto en la práctica de la pasantía, el valor de la misma y los objetivos a trabajar.

Hubo un total de 36 pasantes de la JUNJI en Canadá, siendo María José la única de Magallanes y la única asesora técnica. El grupo volverá a reunirse, esta vez en Santiago de Chile en enero de 2020, estableciendo las fórmulas de trabajo para bajar a las funcionarias y funcionarios de todo el país lo aprendido en América del Norte. De hecho, el proceso dista mucho de acabar, ya que los estudiantes siguen recibiendo contenidos vía presencial y en línea. Esto gracias a un convenio de colaboración con Fundación Chile, que vincula el desarrollo del programa formativo con un diplomado.

María José trabaja en la Subdirección de Calidad Educativa y afirma sentirse “inspirada a continuar trabajando para otorgar educación de calidad a niñas y niños que asisten a los establecimientos y los programas de la organización. La JUNJI ha otorgado gran importancia a los procesos de formación continua e innovación pedagógica”.

La directora regional subrogante de la JUNJI de Magallanes y de la Antártica Chilena, Marisol Villegas Núñez, calificó como “una experiencia transformadora el desafío que asumió María José Flores, no sólo por la experiencia en el extranjero sino por sus estudios y esfuerzo al respecto. Ella es una de nuestras asesoras técnicas y su trabajo favorecerá el desarrollo de proyectos innovadores e inclusivos dentro de las salas de actividades educativas, que serán implementados en distintas unidades de la región. Estas capacitaciones cobran alta importancia en el contexto de las nuevas bases curriculares”, concluyó la educadora.