La casa de estudios mantiene a media asta la bandera institucional en la casa central de Punta Arenas, debido al duelo de tres días decretado.

UNIVERSIDAD DE MAGALLANES OTORGARÁ TÍTULO PÓSTUMO DE INGENIERO CIVIL QUÍMICO A IGNACIO PARADA

13-12-2019 - 08:53
Luego de que la Fuerza Aérea descartara la posibilidad de hallar sobrevivientes de su avión Hércules C-130, que desapareció este lunes 9 de diciembre cuando se dirigía a la Antártica con 38 personas a bordo, la Universidad de Magallanes (UMAG) decretó duelo institucional por el estudiante de quinto año de Ingeniería Civil Química, Ignacio Parada Gálvez, quien figura entre las víctimas.

En un punto de prensa realizado este mediodía en el campus central de Punta Arenas, el rector Juan Oyarzo comunicó que Ignacio “será un profesional póstumo, porque estamos viendo la posibilidad de entregarle el título de Ingeniero Civil Químico, así como lo hemos hecho con otros estudiantes que han fallecido”, e hizo llegar condolencias públicas de parte de la comunidad universitaria, a su familia, compañeros(as) y profesores(as).

Oyarzo agregó que la Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAE) está ofreciendo apoyo psicológico a los(as) estudiantes de la carrera, en su Unidad de Consejería de Salud Mental, con la finalidad de brindarles contención frente al impacto que generó esta tragedia. Al mismo tiempo, los(as) jóvenes han realizado ya dos ceremonias de reflexión y recogimiento, encendiendo velas en un espacio del patio de su Facultad, donde además colocaron globos blancos y fotografías en memoria de Ignacio.

Desde allí, y representando al cuerpo académico del Departamento de Ingeniería Química, su director, Hugo Llerena, manifestó que “estamos muy consternados. Por ello, expresamos toda nuestra solidaridad con la familia de Ignacio, con sus compañeros(as), con toda la comunidad universitaria, porque sabemos que son momentos muy difíciles y duros. Nos sentimos muy tristes, y sólo esperamos que pronto se pueda tener claridad de lo sucedido para mayor tranquilidad de la familia, sus cercanos y compañeros”.

En la misma línea, el profesor de la carrera y ex director del Instituto Antártico Chileno (INACH) por 14 años, José Retamales, valoró el sello de aporte público que tenía el trabajo que el estudiante pretendía realizar, afirmando que “era importante lo que iba a hacer, que era llevar el control de la planta de tratamiento de aguas servidas de la Fuerza Aérea, de INACH, del Ejército, de la Armada, es decir, se sentía colaborando con un bien superior que es (…) cuidar el Medio Ambiente en la Antártica”.

Sobre la posibilidad de repensar los viajes académicos estudiantiles a dicho continente, el rector Oyarzo afirmó que “nuestras actividades científicas dependen mucho del continente antártico, por lo tanto, no podemos desligarnos. Fue una situación fortuita que pasó, (…) pero tenemos que seguir desarrollando ciencia”.
Los(as) estudiantes realizaron un nuevo encuentro íntimo, al cual convocaron a la comunidad local, ampliando así el homenaje a todas las personas que iban a bordo del avión siniestrado.

UNIVERSIDAD DE MAGALLANES OTORGARÁ TÍTULO PÓSTUMO DE INGENIERO CIVIL QUÍMICO A IGNACIO PARADA
La casa de estudios mantiene a media asta la bandera institucional en la casa central de Punta Arenas, debido al duelo de tres días decretado.
Luego de que la Fuerza Aérea descartara la posibilidad de hallar sobrevivientes de su avión Hércules C-130, que desapareció este lunes 9 de diciembre cuando se dirigía a la Antártica con 38 personas a bordo, la Universidad de Magallanes (UMAG) decretó duelo institucional por el estudiante de quinto año de Ingeniería Civil Química, Ignacio Parada Gálvez, quien figura entre las víctimas.
En un punto de prensa realizado este mediodía en el campus central de Punta Arenas, el rector Juan Oyarzo comunicó que Ignacio “será un profesional póstumo, porque estamos viendo la posibilidad de entregarle el título de Ingeniero Civil Químico, así como lo hemos hecho con otros estudiantes que han fallecido”, e hizo llegar condolencias públicas de parte de la comunidad universitaria, a su familia, compañeros(as) y profesores(as).
Oyarzo agregó que la Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAE) está ofreciendo apoyo psicológico a los(as) estudiantes de la carrera, en su Unidad de Consejería de Salud Mental, con la finalidad de brindarles contención frente al impacto que generó esta tragedia. Al mismo tiempo, los(as) jóvenes han realizado ya dos ceremonias de reflexión y recogimiento, encendiendo velas en un espacio del patio de su Facultad, donde además colocaron globos blancos y fotografías en memoria de Ignacio.
Desde allí, y representando al cuerpo académico del Departamento de Ingeniería Química, su director, Hugo Llerena, manifestó que “estamos muy consternados. Por ello, expresamos toda nuestra solidaridad con la familia de Ignacio, con sus compañeros(as), con toda la comunidad universitaria, porque sabemos que son momentos muy difíciles y duros. Nos sentimos muy tristes, y sólo esperamos que pronto se pueda tener claridad de lo sucedido para mayor tranquilidad de la familia, sus cercanos y compañeros”.
En la misma línea, el profesor de la carrera y ex director del Instituto Antártico Chileno (INACH) por 14 años, José Retamales, valoró el sello de aporte público que tenía el trabajo que el estudiante pretendía realizar, afirmando que “era importante lo que iba a hacer, que era llevar el control de la planta de tratamiento de aguas servidas de la Fuerza Aérea, de INACH, del Ejército, de la Armada, es decir, se sentía colaborando con un bien superior que es (…) cuidar el Medio Ambiente en la Antártica”.

Sobre la posibilidad de repensar los viajes académicos estudiantiles a dicho continente, el rector Oyarzo afirmó que “nuestras actividades científicas dependen mucho del continente antártico, por lo tanto, no podemos desligarnos. Fue una situación fortuita que pasó, (…) pero tenemos que seguir desarrollando ciencia”.

Los(as) estudiantes realizaron un nuevo encuentro íntimo, al cual convocaron a la comunidad local, ampliando así el homenaje a todas las personas que iban a bordo del avión siniestrado.