En Tierra del Fuego.

CONAF ACLARA ORIGEN DE PLANTACIÓN DE ESPECIES CONÍFERAS EN SECTOR DEL LAGO FAGNANO

15-01-2020 - 12:37
En atención a información aparecida en redes sociales y medios de comunicación, la Corporación Nacional Forestal desea entregar antecedentes sobre el origen de la plantación de coníferas en un predio aledaño al lago Fagnano en la Provincia de Tierra del Fuego.

Lo primero que se debe aclarar es que es un predio particular, donde la decisión del propietario es la que prima.

La plantación en el sector surge como propuesta a una solicitud planteada el año 2018 por el Cuerpo Militar del Trabajo (CMT) para responder a un compromiso adquirido hace varios años con el propietario de este predio en el sector del lago Fagnano, el cual había sido utilizado como botadero, en una superficie aproximada de 2 hectáreas.

Ante dicha solicitud y verificación por parte de CONAF que dicho sector no se encontraba en ningún plan de compensación forestal producto de compromisos legales con el plan de manejo de Obras Civiles o alguna Resolución de Calificación Ambiental por las obras que se llevan a cabo en el proyecto Vicuña Yendegaia, la Corporación sugirió que se utilizaran especies nativas, dado el contexto paisajístico y ubicación del predio.

Sin embargo, esta propuesta inicial no fue aceptada por el propietario del predio, ante lo cual CONAF propuso posteriormente al CMT realizar una plantación del tipo “Plantaciones de Carbono Forestal” a través del programa Germoplasma, estableciéndose un convenio de colaboración entre CONAF y el propietario, donde se establecen las obligaciones de las partes con el fin de que la plantación cumpla con las condiciones mínimas para su buen establecimiento y desarrollo.

Esta plantación de coníferas fue realizada por CONAF a través del Programa “Germoplasma de interés forestal”, proyecto financiado por el gobierno regional y cuyo objetivo es atender a propietarios regionales de predios en la creación de plantaciones forestales multipropósito, así como contribuir a la mitigación de los efectos del cambio climático.

Las 2.000 plantas (1.000 ciprés macrocarpa, 662 pino ponderos y 338, pino oregón) corresponden a especies de coníferas ampliamente utilizadas en la región para fines de protección. Además, su rusticidad permitiría que se desarrollen en las condiciones de suelo pobre correspondiente a un botadero, condición ambiental que, para las especies nativas regionales, sería de gran dificultad superar. Por último, se ha comprobado que las tres especies no generan en nuestra región un comportamiento invasor como sucede en otras regiones del país con especies de coníferas.

Desde la perspectiva de CONAF, esta plantación genera una protección al suelo desnudo del terreno involucrado, además permite la acumulación de carbono atmosférico en la línea de mitigación del cambio climático. Producto de las aguas lluvias y deshielos de nieve, los suelos sin protección vegetal se erosionan por el arrastre de material, generando un considerable daño ecológico local a las aguas de los cursos y cuerpos de agua cercanos. En este caso, al propio Lago Fagnano.

Por último, se requiere enfatizar que no es efectivo lo informado a través de los medios de comunicación, al señalar que la Dirección de Vialidad, en la ejecución del proyecto de Senda de Penetración Vicuña –Yendegaia, se encuentre realizando compensaciones con plantación de especies exóticas. Por el contrario, todas las reforestaciones que exige la legislación chilena, en este caso, se realizan en el Parque Nacional Torres del Paine con especies nativas regionales, lo cual contribuye además, en la restauración ambiental de las áreas afectadas por incendios forestales del parque.