Siete expulsiones este año.

CONAF EXPULSA A TRES TURISTAS DEL PARQUE NACIONAL TORRES DEL PAINE

17-01-2020 - 19:04
Cuando aún no se cumplía una semana de la expulsión de cuatro turistas de nacionalidad rusa del Parque Nacional Torres del Paine, este martes CONAF debió repetir el procedimiento con tres visitantes extranjeros por infringir la normativa de uso del fuego en lugares no habilitados para dicho fin.

Se trata de tres turistas de nacionalidad israelí que fueron sorprendidos en horas de la noche por el trabajador de una empresa concesionaria al interior del parque, alertando a los guardaparques de CONAF del sector de Campamento Perros, quienes constataron que estos visitantes tenían fuego al interior de un envase de metal que previamente contenía atún y que utilizaban para calentar alimentos. Esta actividad la realizaban en un área con abundante vegetación.

De forma inmediata, se les advirtió que infringían las reglas del parque, corriendo el riesgo de provocar un incendio forestal en una zona donde abunda la especie lenga, solicitándoles apagar la fuente de calor, además de que serían denunciados a la justicia.

De esta forma, fueron acompañados por los propios guardaparques desde el Campamento Paso hasta Paine Grande y entregados al personal de Carabineros, ubicados en la sede administrativa del parque.

Ante la denuncia por parte de CONAF y que de acuerdo a lo señalado en la Ley 20.653, en su artículo 22 bis, que dice: “Se prohíbe encender fuego o la utilización de fuentes de calor en las Áreas Silvestres Protegidas en todos aquellos lugares no autorizados y señalizados por la autoridad a cuyo cargo se encuentre la administración de las mismas. El incumplimiento de la prohibición referida en el inciso precedente hará incurrir a quien utilizare el fuego o cualquier fuente de calor en la pena de presidio menor en su grado mínimo a medio y multa de once a cincuenta unidades tributarias mensuales”, fueron expulsados y se entregaron los antecedentes a la justicia.

Cabe señalar que todos los visitantes que ingresan al parque, especialmente aquellos que realizan excursión en la zona de montaña, están obligados a ver y a escuchar un video de inducción que se presenta en cada uno de los accesos, además de firmar una declaración en la cual se compromete a respetar las reglas que rigen a esta área silvestre protegida declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO.