Instalada en el recinto de calle Arturo Merino Benítez.

CON UNA PLACA CONMEMORATIVA SERÁ RECORDADA LA PRIMERA GENERACIÓN DE NIÑAS Y NIÑOS DEL JARDÍN “COLORES DEL VIENTO”

27-01-2020 - 17:48
Mucha diversión y color hubo en la ceremonia de cierre del primer año de funcionamiento en el Jardín Infantil “Colores del Viento” de Punta Arenas, que fue inaugurado en 2019.

El plato fuerte de la jornada fue el descubrimiento de una placa que recordará a la primera generación de niñas y niños que estuvo en el recinto de calle Arturo Merino Benítez 850, dentro de los terrenos del Campus Norte de la Universidad de Magallanes, así como a su equipo educativo. Ésta será instalada al ingreso de la unidad.

La educadora Macarena Díaz Vargas, directora del recinto de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI), dijo que el objetivo fue “dejar un recuerdo de los párvulos. No todos los días hay un nuevo jardín con cien niñas y niños que empiezan la educación parvularia”.

La idea original nació del Centro de Madres, Padres y Apoderados, la que fue apoyada por el equipo educativo, en especial por las delegadas Karen Torres y Loreto Vera. El líder de los apoderados, Carlos Barrientos, manifestó que quisieron “que las niñas y los niños se vieran reflejados en los años por venir, que puedan ver que fueron parte de esta comunidad. Podré decirle a mi hija Francisca que estuvo en este grupo. La iniciativa fue madurando. Primero, queríamos sólo los nombres, después las fotos; más tarde, el equipo completo. Es, a mi juicio, una placa súper bonita”.

En la ceremonia las niñas y los niños pudieron estrenar elementos comprados a través de la JUNJI mediante proyectos de iniciativas regionales para enriquecer el patio de juegos de “Colores del Viento”, entre ellos, bicicletas, areneros y muros para escalar. Fue una inversión de $ 7.234.562 que contribuye al mejoramiento de acuerdo a las necesidades de la unidad educativa, fomentando, en este caso, el movimiento, la destreza motora y la exploración.

La ocasión sirvió igualmente para reconocer el apoyo de las familias, las mejores asistencias a “Colores del Viento” durante 2019 y el apoyo profesional que entregaron distintos actores.

La directora regional subrogante de la JUNJI de Magallanes y de la Antártica Chilena, Marisol Villegas Núñez, destacó el gesto de dejar un recuerdo a las futuras generaciones y el cierre de un exitoso primer año. “El establecimiento ‘Colores del Viento’ juega un rol preponderante en la historia reciente de la educación parvularia que ofrece nuestra institución en la parte sur de Chile. Nos complace como Dirección Regional que el equipo educativo se haya sentido acompañado y apoyado en 2019. Para nosotros lo más importante es que en esta unidad estén siendo formadas y formados ciudadanos capaces de generar nuevos conocimientos y aportes para la sociedad”, concluyó.