Cartas al director.

PARTIDO COMUNISTA FRENTE A DESPIDOS Y ABUSOS CONTRA TRABAJADORES EN EL MARCO DE LA PANDEMIA : LA VIDA O EL CAPITAL

06-04-2020 - 14:52
Al parecer, la mayor preocupación que trae para algunos esta pandemia, es la disyuntiva entre la vida y el capital, eso explica en alguna medida la forma de enfrentar esta verdadera crisis.

En nuestro país se ha puesto al descubierto que el centro de atención es la economía, y el impacto que tendrá para los grandes grupos económicos en sus utilidades, se olvidan que el sustento de esas utilidades son los millones de trabajadoras y trabajadores que producen dicha riqueza.

Todos los días somos testigos de cómo Piñera y sus ministros aparecen con rostros de preocupación, dando cuenta de la cantidad de contagiados, fallecidos, y de las medidas que toman, la mayoría, para resguardar el capital que ellos mismos han acumulado, evidenciando su interés en mantener ganancias más allá de la salud, y por consiguiente de la vida de las personas.

Una clara muestra de ello lo hemos vivido en nuestra ciudad. Con asombro, y pena vimos como miles de trabajadores hacían largas filas para legalizar y cobrar sus finiquitos. Las empresas constructoras SALFA, VILICIC y sus subcontratistas, entre otras, concretaron despidos masivos y coordinados justo el día antes de dar inicio a la cuarentena general que se iniciaba. Los finiquitos se firmaron en notarías, ninguno pasó por la Inspección del Trabajo, de tal manera que no hay una cifra oficial de esta verdadera pandemia de despidos, como tampoco de la justeza con que hicieron o no los cálculos del dinero recibido.

Convenientemente, un día antes del inició de la cuarentena, estas empresas coludidas con el intendente y la Seremi del Trabajo, someten a los y las trabajadoras despedidas a recibir y confiar en lo que los propios empleadores calcularon. NO estar de acuerdo significaría un retraso de semanas en el pago, ante la incierta extensión de las medidas de aislamiento en los domicilios. Queda claro de paso, que las autoridades locales incluida la máxima autoridad del trabajo, al mantenerse al margen, dejan en evidencia su complicidad y sumisión a estos paradigmas del mal empresariado local. Fascinerosos de extenso currículum anti sindical y paladines del abuso patronal en Magallanes. Siempre haciendo empresa, como es obvio, profitando de los recursos públicos.

Los hechos demuestran que en Punta Arenas la cuarentena se decretó cuando las empresas estuvieron “listas” con los finiquitos, los que ciertamente no se

hacen de un día para otro. He ahí otro ejemplo de como el capital se antepone, incluso a la vida.

Quisiéramos ver medidas que aporten a la necesaria tranquilidad y bienestar de las personas en este tiempo. Que se declare el cese de pagos de los servicios básicos, que se congele el pago de cualquier tipo de deudas, que se garantice una canasta familiar. Que las grandes empresas no despidan, y mantengan a sus trabajadores lo que dure la pandemia. Que se fortalezca el Servicio de Salud, que se mantengan los precios de los alimentos y medicamentos. Porque esto sí se puede hacer, porque la vida es más importante que el dinero. Eso es lo éticamente correcto.

Nos gustaría ver a las autoridades regionales preocupadas de los y las trabajadoras independientes, del transporte colectivo en general, de los transportistas escolares, del pequeño y mediano comercio, de suplementos y kioskeros, así como de las Pymes, todos sectores sin ingresos en estos días y que se debaten en la mayor abandono. La lista de personas, oficios y labores en desamparo es muy larga y el Estado tiene las herramientas para identificarlas. Sin embargo, sólo apreciamos preocupación por cuidar el capital de algunos y de proyectar la menor pérdida posible para cuando esto termine. Aunque aún así, muera mucha gente.

Ya en 1850, Karl Marx decía que si el capitalismo tuviese una máquina que matara personas, pero que genera utilidades, los capitalistas la usarían.


PARTIDO COMUNISTA DE CHILE
REGIONAL MAGALLANES