Cartas al director.

DECLARACIÓN PÚBLICA PARTIDO RADICAL MAGALLANES

01-05-2020 - 17:20
A la memoria de las víctimas por Covid-19
A la memoria de los trabajadores y trabajadoras fallecidos
Al viento una rosa roja

Al conmemorar un nuevo 1° de mayo, el Partido Radical de Chile Región de Magallanes y Antártica Chilena, viene a entregar un saludo fraterno y una reflexión que considera importante compartir con las trabajadoras y trabajadores de la región.
1. La crisis global gatillada por la presencia y circulación de CORONAVIRUS (COVID-19) coloca a prueba el profundo sentido de Igualdad, Libertad, Fraternidad que posee la clase trabajadora.
A pesar de los múltiples cuestionamientos que se hace al sistema, las trabajadoras y trabajadores de Salud han estado a la altura de las circunstancia y son el mejor ejemplo de solidaridad y altruismo. Un verdadero emblema de lucha contra la enfermedad.
Una consideración de similar merecen las trabajadoras y trabajadores que realizan su labor en el puesto asignado o por teletrabajo, posibilitando la continuidad de servicios y rubros considerados esenciales por la ciudadanía, como son: la producción y provisión de alimentos, servicios básicos y asistencia en cuidados y emergencias. O las estructuras de soporte como transporte, almacenamiento, distribución, administración, seguridad, retiro y disposición de residuos domiciliarios e industriales, que también están operativas gracias al trabajo humano.
Esto demuestra que las y los trabajadores están en posición y cumpliendo con su deber, y que a pesar de los temores, la región no está detenida ni el país paralizado.
La clase trabajadora tiene sentido de responsabilidad; no abusa de permisos temporales. Para desvirtuar presunciones de dolo e “irresponsabilidad desatada” que subyace a interpretaciones capciosas, un dato: Punta Arenas tiene 130 mil habitantes; la población adulta (mayor a 18) se calcula al menos en 90 mil; el promedio diario de permisos temporales se reporta en 15 mil; esto significa que en un día cualquiera de la semana, el 16% transita con permiso temporal, mientras que el 84% se queda en sus casas. Inclusive, si se decidiera otorgar solamente un permiso semanal por adulto, circularían al día 14 mil personas. En lo práctico no hay diferencias significativa, y por lo tanto, el promedio reportado es consistente con lo que se espera de Punta Arenas; ciudad que se ha propuesto funcionar con lo básico.
2. Al Partido Radical le preocupa la indolencia de sectores acomodados, que agravan con su falta los efectos de la crisis en el trabajo, en la economía familiar de los hogares.
Es urgente dar respuesta a las necesidades que viven las y los trabajadores independientes, por cuenta propia y temporales, que quedaron al margen de la ley de protección al empleo. El PR, junto a otros partidos de oposición, ha pedido un subsidio directo para ellos, similar al seguro de cesantía. Sin embargo, el Gobierno no toma iniciativa al respecto.
La capacidad de pago de la clase trabajadora está seriamente amenazada. Si las empresas de retail, la banca y otras agencias crediticias que basan su negocio en la captación de intereses, no introducen variantes que reduzcan las tasas actuales, el efecto regresivo en los empleos del sector se hará sentir con mucha más fuerza; si es que no se presencia el colapso por no pago.
El problema es mayor, cuando la incapacidad se expande a otras áreas de servicios, como la educacional. Al respecto, ya se han conocido cartas de Centros de Padres que se quejan por la actitud indiferente que muestran ciertos sostenedores frente a las preocupaciones de las familias de su comunidad educativa.
La economía de mercado no será la solución a la crisis; al revés, su lógica de funcionamiento es parte sustantiva del problema. La crisis sanitaria deja al desnudo, nuevamente, las profundas desigualdades en Chile. En ese contexto, y tras el 18/O es iluso pensar “una nueva normalidad” sobre la base de un sistema injusto que se mantiene. Además, de ser absurda la pretensión presidencial por decretarla.
3. El llamado en el Día Internacional del Trabajo del Partido Radical de Magallanes
Ya se observa que la situación económica no es, ni será favorable en el corto y mediano plazo. Este hecho representa un gran desafío para toda la dirigencia civil y las organizaciones ciudadanas: políticas, sociales, culturales, ambientales y económicas. En este difícil momento, anteponer un fuerte sentido de solidaridad en práctica, es la única forma de relación social que puede sortear la crisis, con dignidad y compañía.
En primer lugar, las trabajadoras y trabajadores de la región, deberán prepararse para enfrentar un periodo de fuerte escasez económica y alimentaria. Y segundo lugar, se debe tener en cuenta que aprovechándose del proceso global de recesión y las mayores privaciones de la ciudadanía, la derecha, el Gobierno y su principal activista buscan desesperadamente evitar la realización del Plebiscito reprogramado para Octubre 2020.
En ese contexto, la respuesta deberá ser proporcional y contundente. Las fuerzas democráticas del pueblo trabajador; sus sindicatos, asociaciones, agrupaciones; sus organizaciones territoriales y funcionales; sus cabildos, asambleas y encuentros autoconvocados gestados a partir de octubre, deberán trabajar de forma denodada y coordinada, para organizar y fortalecer, por un lado, el principio de solidaridad en complemento a la cadena de servicios esenciales. Y por otro lado, para sostener el impulso popular que abrió la posibilidad histórica de iniciar un proceso constituyente, que redefina las bases institucionales de nuestra democracia y lo plasme en una nueva Constitución Política. Para crear una nueva normalidad que entregue especial protección en lo laboral y en las pensiones; y que en su centro, flamee para siempre la bandera de la dignidad.

Partido Radical de Chile, Región de Magallanes y Antártica Chilena