Investigación realizada por la Escuela de Medicina de la UMAG.

ESTUDIO RESALTA POTENCIAL DEL YOGA PARA MEJORAR EL BIENESTAR Y LA SALUD DE LAS PERSONAS MAYORES

14-09-2020 - 09:19
El académico e investigador de la Escuela de Medicina de la Universidad de Magallanes (UMAG), Dr. Cristian Núñez Espinosa junto a los estudiantes Eduardo Borguenson Barrientos, Camila Vázquez Cancino y Ruby Méndez Muñoz, y la colaboración del docente Óscar Niño Méndez de la U. de Cundinamarca (Colombia), llevaron a cabo un estudio denominado “Yoga en el control vagal y percepción del dolor de adultos mayores”, investigación que tuvo por objeto evaluar, desde el punto de vista psicofisiológico, el impacto de la práctica del Hatha - Vinyasa Yoga en personas mayores de la ciudad de Punta Arenas, a fin de contribuir a su funcionalidad a través del ejercicio y la actividad física.

Se trata de un proyecto vinculado a la Red Temática de Envejecimiento de la Red de Universidades del Estado de Chile, y que fue presentado, recientemente, vía remota, a las demás instituciones que conforman esta instancia de trabajo; oportunidad en la que, el profesor Núñez, dio cuenta del desarrollo de la metodología y los resultados, estableciendo, como conclusión, que este tipo de actividad puede conducir a un mejor bienestar y salud de las y los adultos mayores de la región que lo practiquen con cierta regularidad.

“A partir de esta investigación nosotros pudimos observar que los adultos mayores que pertenecían al grupo que participó en estas actividades de Yoga, tuvo mejoras cardiacas en la semana 24 de este estudio y eso, ¿qué quiere decir?, ¿en qué consisten estas mejoras cardiacas? En un mejor control autonómico, mejor presión sistólica y una menor percepción de dolor, lo cual es muy interesante, porque permite visualizar el Yoga como una actividad pertinente a la gente de Magallanes, ya que no es necesario exponerse al aire libre y se puede realizar en espacios reducidos, lo cual podría involucrar una mejor salud, un mejor bienestar para estas personas”, aseguró el investigador.
Para llegar a estas aproximaciones, el equipo trabajó con 20 adultas mayores de 66 años hacia arriba, todas usuarias del Centro Diurno Referencial para Personas Mayores de la UMAG, quienes participaron de 24 sesiones de Hatha-Vinyasa Yoga, dos veces a la semana. De esta forma, se analizaron las variables de presión y percepción del dolor durante el período que abarcó la práctica, e incluso, con posterioridad, es decir, después de 30 días sin hacer actividad física.
En base a ello, la conclusión fue que “la práctica de un programa de ejercicio físico de Hatha-Vinyasa Yoga durante 24 sesiones, disminuye la percepción del dolor general y aumenta la actividad parasimpática en mujeres mayores de alta latitud sur. Estos efectos pueden permanecer hasta por 30 días después de haber finalizado el período de intervención y sin la realización de ningún tipo de actividad física”.

Al respecto, el también doctor en Fisiología, recalca que, éste último aspecto fue uno de los más interesantes que pudieron encontrar “ya que estas mejoras –agregó- incluso perduran después de 30 días sin haber hecho actividad física, es decir, puede ser un gran potencial para desarrollar y mejorar la salud de los adultos mayores de la región”.