La actividad forma parte de la programación de la Corporación de Cultura.

ESTE AÑO EL TALLER DE CUECA CERTIFICÓ A 50 PERSONAS

12-09-2021 - 10:23
Con renovado entusiasmo, en el salón del patio techado del Liceo Bicentenario Luis Cruz Martínez, certificaron este sábado su participación los asistentes del último taller de cueca.
Cerca de 60 personas pasaron por el taller donde se enseñaron las principales figuras y técnicas del baile nacional a lo largo de cuatro semanas.
Los profesores encargados de impartir las clases fueron los destacados bailarines Laura Rivera y Rolando Rojel.
El concejal Guillermo Ruiz Santana, en su calidad de Alcalde protocolar señaló que “estamos aquí certificando a estás 50 personas que estuvieron participando de este curso de cueca en el cual muchos pudieron aprender y también perfeccionar nuestro baile nacional. Queda agradecer a los instructores, Laura y Rolando, que han venido desde hace varios años prestando este servicio a la comunidad. Agregó que “estamos contentos por esta masiva participación y ya están listos y dispuestos para bailar unos pies de cueca”.
También el director (s) de la Corporación de Cultura, Cristhian Catrín, destacó el número de interesados en esta y otras actividades artístico pedagógicas. “Tuvimos una participación masiva, y esto ocurre, en el marco de los programas artísticos ciudadanos que empezamos a instalar hace ya más de un mes. Hoy finaliza con un gran bailetón de cueca chilena. Además quisimos darle un toque más innovador e incorporamos la música en vivo”. Añadió que “como análisis en general, los talleres artísticos han sido masivos, en pintura, música, danza. Tenemos una tarea ardua como corporación. Ya se viene el teatro y la literatura”, detalló Catrín.
Los profesores se mostraron especialmente satisfechos por el desempeño de sus alumnos. “Estamos contentos y orgullosos de nuestra gente, para quienes sentimos la cueca, incluyendo los monitores, lo más grato es que toda su gente salga bailando”, señaló el profesor Rojel quien subrayó que el taller volvió, después de estar suspendido debido a la pandemia.
“Muchas veces piensan que para venir a estos cursos hay que traer pareja sí o sí y ahí están errados, porque empezamos bailando solos, vamos teniendo buena onda y terminamos entre todos bailando cueca, la idea es que se pierda el miedo”, explicó por su parte la profesora Rivera.
Finalmente Rocío Arias, una de las asistentes al taller dijo que “aprendimos desde lo más básico a lo más específico, hemos participado unas 50 personas que día a día nos esforzamos para aprender más”.