Carta al director.

LA COBARDÍA DE LA CLASE POLÍTICA

22-09-2021 - 12:46
Señor director,
En Chile durante décadas se habla una y otra vez de los horrores cometidos por la dictadura de Pinochet manoseando hasta el cansancio las palabras Libertad, Democracia, Derechos Humanos, justicia con mucha por no decir demasiada liviandad siendo los principales oradores de aquellas precisamente los mismos que su visión de sociedad tanto para Chile como para el resto del mundo es la que impera en todas aquellas naciones sometidas, oprimidas y esclavizadas bajo una genocida dictadura comunista sin libertad de ninguna naturaleza y menos Democracia, Derechos Humanos, Justicia ni en lo Político, Económico, Valórico y Social y claramente además sin Libertad de Prensa y la única prensa que existe es solamente la que la Dictadura somete e impone y el que se opone lo matan o lo ponen en la cárcel hasta cuando el régimen los estime conveniente y necesario para ellos ocupando para cumplir sus cometidos el poder de las armas manejadas por las FFAA que claramente traicionaron su principal juramento y misión como es velar por el bien común de su pueblo que confió en ellos.

La inaceptable realidad que azota las conciencias de aquellas naciones que pudiendo hacer algo en favor de aquellos pueblos sometidos prefieren callar como si esas realidades no existieran claramente por la desidia de sus gobernantes que a todas luces le tienen horror al poder del comunismo mundial comandadas por políticos cobardes.

Hoy en Chile tenemos políticos que con el fin de congraciarse con la ignorancia y falta exprofesa de buena memoria de la ciudadanía han borrado con el codo lo que escribieron con la mano y tenemos un país cada vez más sometido al flagelo del terrorismo principalmente en el sur del país .

La clase política una vez más hace oídos sordos y tenemos familias masacradas por estos grupos de genocidas cobardes que matan y roban a destajo con la complicidad de aquellos que con las leyes no hacen nada para detenerlos pero si para defenderlos y mientras tanto Chile se ve cada vez más sometido a la voluntad de aquellos que solo buscan el poder por el poder y volver a los sueños de antaño de someter a los Chilenos a una esclavizante y genocida Dictadura Comunista para su propio beneficio como ayer, hoy y siempre ocurre en todas aquellas naciones sometidas de por vida al Comunismo y sin ninguna posibilidad de Cambio.



Atentamente,

Pedro Arturo Olivares