Cu醤to y c髆o se venden estos productos, que estar韆n entre los afectados por el proyecto conocido como ley "S鷓er 8".

CHILENOS COMEN, EN PROMEDIO, 11 KILOS DE GALLETAS Y CHOCOLATES AL A袿

24-04-2011 - 14:09
En promedio, cada chileno se toma al a駉 unos 122 litros de bebidas carbonatadas, come 2,7 kilos de chocolate y otros 8,4 kilos de galletas.
Estos son algunos de los resultados que arroj un estudio preparado por la consultora de mercado de origen ingl閟 Euromonitor -a petici髇 de "El Mercurio"- para conocer cu醤to compran y consumen los chilenos de productos como dulces, golosinas o bebidas.
Esto, en momentos en que se discute en el pa韘 el llamado "proyecto S鷓er 8", una iniciativa legal sobre composici髇 y publicidad de alimentos que busca regular la rotulaci髇 de estos, su etiquetado, y establecer韆 restricciones a la publicidad y a la venta para aquellos que se consideren altos en grasas o az鷆ares.
El objetivo es combatir la obesidad y sus consecuencias para la salud, que por cierto tambi閚 se traduce en un peso econ髆ico para el Estado. Fonasa gast en 2009 $90 mil millones en diagnosticar y tratar enfermedades vinculadas a la mal nutrici髇 como diabetes, hipertensi髇 e infartos. Y este a駉 el sistema p鷅lico de salud gastar s髄o en atenci髇 primaria m醩 de $1.200 millones en un programa orientado a cambiar estilos de vida de personas que tienen malnutrici髇 (por exceso) y cuya salud corre riesgos.
縀fecto del proyecto?
El resultado del an醠isis de la consultora de mercado muestra, adem醩, que aquel tipo de productos ha tenido tasas de crecimiento en valor de entre 29% y 153% en los 鷏timos cinco a駉s en Chile, si se compara el tama駉 del negocio en este per韔do (en 2010 la industria de galletas tuvo un tama駉 de US$ 670 millones y la de chocolates, de US$ 467 millones).
Pero esta expansi髇 no es muy distinta a la que en el mismo lapso han tenido otros productos, como yogures o las pastas, que entre 2005 y 2010 se expandieron en 81% y 40%, respectivamente. El arroz lo hizo en 18% y los pescados y mariscos enlatados, en 26,6%.
Los que m醩 se dispararon fueron los productos snacks -que comprende productos como barritas de cereal, por ejemplo-, lo que guarda relaci髇 con que se trata de una categor韆 en expansi髇: su peso actual es de s髄o US$ 15,6 millones y su consumo per c醦ita no llega a un kilo al a駉 (ver infograf韆).
La otra cara de la moneda son las bebidas carbonatadas, con ventas que suman US$ 2.122 millones, aunque con una tasa de expansi髇 m醩 moderada, de 31,4% en el per韔do, propia de un consumo m醩 consolidado.
En su mayor韆, estos productos tienen como primer canal de venta los supermercados (hiper o supermercados): 62% de las galletas, 84% de los snacks o 74% de las leches saborizadas se venden all. La 鷑ica excepci髇 a esta regla son las golosinas y las bebidas, que reinan en el comercio al detalle, o sea, en las tiendas de conveniencia, almacenes o los comercios de estaciones de servicios.
Lo que opina la industria
Por lo mismo, no es de extra馻r que actores que est醤 en el rubro alimenticio anticipen poca efectividad en que se restrinja el consumo en los quioscos de colegio.
"Cuando yo miro los n鷐eros internos, los colegios y las universidades no significan ni medio punto. Ni siquiera un punto de mi venta. A m me afecta bien poco. La industria funciona muy fuerte cuando est corriendo el a駉 escolar, y baja en el verano. Pero esa venta se ve reflejada en el supermercado. O sea, la mam le compra la colaci髇 al hijo en el supermercado y 閟te la lleva al colegio", dice en su calidad de fundador de Nutra Bien, Patricio Jaras, quien form la compa耥a en 1988. Ahora la firma funciona aliada a la divisi髇 Foods de CCU.
Por lo mismo, sus pron髎ticos -lejos de avizorar impacto en las ventas- apuntan a la expansi髇, destacando la fuerza que en la compa耥a le dan a productos saludables (como hechos a base de manzanas) y a una rotulaci髇 m醩 f醕il de leer.
"La industria va a crecer. En los productos que nosotros participamos -galletas, bizcochos chocolates-, la industria es hoy de US$ 1.200 millones y estimamos que a 2020 va a crecer a US$ 1.700 millones. O sea, con legislaci髇 o sin legislaci髇 estamos estimando que va a crecer m醩 de 50%. Y no va a parar de crecer porque est cambiando la ley. Si todo en exceso hace mal en la vida", dice Jaras, quien estima que el gran cambio deber韆 pasar por fomentar el deporte.
Su foco de inquietud est en la rotulaci髇: "Yo part chiquitito y estuve en los zapatos de las peque馻s empresas. Mandaba a hacer un envase y me duraba un a駉. Si manda cambiar envases, la compa耥a que le imprima le va a cobrar, en promedio, entre $500 mil a un mill髇 de pesos, dependiendo de la complejidad del producto. Esto es por cada envase. Imag韓ense una pyme que tenga que cambiarle a 10 productos. on $10 millones. Tal vez no tenga c髆o hacerlo!", resalta Jaras.
Un hist髍ico del negocio concuerda con este diagn髎tico. Pelayo Monroy -creador del tradicional calug髇 Pelayo, y quien se inici en 1967 en la industria-, cifra los mayores costos en por lo menos el 3% de las ventas, como consecuencia de los cambios en rotulaci髇.
Pero se resigna. "Es parte del trabajo y no queda otra", dice Monroy, quien con sus productos vendidos en locales mayoristas (Alvi), quioscos y comercio ambulante, se lleva el 2% de la torta global de golosinas. "(Con el cambio) comprar醤 en el quiosco de afuera del colegio. Cuando yo era chico, hace a駉s, en el colegio no vend韆n dulces y se compraba afuera", dice.
Azucena Gonz醠ez El Mercurio.