El concejal de Punta Arenas indicó que esta medida debiera marcar un precedente para el caso del proyecto Mina Invierno en Isla Riesco, que también presenta una evaluación parcelada de sus obras.

MARIO PASCUAL CELEBRÓ LA PARALIZACIÓN DE CASTILLA

29-08-2012 - 08:12
Gran satisfacción expresó el concejal de Punta Arenas, Mario Pascual, al conocer la noticia del fallo unánime de la Tercera Sala de la Corte Suprema que revocó la autorización ambiental al Puerto y a la Termoeléctrica Castilla, adhiriendo al sentir de todas las organizaciones socioambientales en Chile, que han luchado por la defensa de la vida, haciendo fuerte oposición a la termoeléctrica más grande de Latinoamérica.
La medida, según expresó Pascual, debiera marcar un precedente muy esperanzador para las agrupaciones ambientalistas que defienden Isla Riesco, tal es el caso del Frente de Defensa Ecológico Austral, Alerta Isla Riesco y el Grupo Ama Chile. Ello se deslinda de las similitudes en la presentación del proyecto Castilla con el proyecto carbonífero de Mina Invierno y su modalidad parcelada de evaluación ambiental que no resiste mayor análisis, ya que como se ha venido diciendo hasta el cansancio, el impacto ambiental es conjunto y no diseccionado, como lo suelen configurar las empresas, para su propio beneficio.
Finalmente, Mario Pascual reiteró la consigna que ha impulsado diversas movilizaciones de defensa por la cuarta isla más grande de Chile y los riesgos de un proyecto de extracción carbonífera en la zona: “El carbón trae muerte y destrucción”, cuyo trasfondo dice relación con las implicancias nefastas que este emprendimiento significa, no solo para la vida en Isla Riesco, sino que también para las comunidades donde se proyecta quemar el carbón contaminante. Acerca de este punto, remarcó que el carbón que se va extraer excede las normas máximas internacionales en azufre, arsénico, berilio, cromo, mercurio, manganeso y níquel, elementos causantes de enfermedades al cerebro, corazón y pulmones.