Polar Comunicaciones
Señal en Vivo Tv Señal en Vivo Radio
noviembre 7, 2012
Imprimir

DENUNCIA PROHIBICIÓN A CICLISTA DEL USO DE VELODROMO RAMON CAÑAS MONTALVA

Cartas al Director.

Distinguidos Medios de Comunicación:

He decidido y resulta conveniente hacer pública esta denuncia pues me parece indignante por decir lo menos la situación que estos viviendo los amantes del ciclismo en esta región.

Hace poco mas de un par de semanas, un grupo de ciclistas de diversas edades han intentado utilizar el velódromo ubicada en calle O’Higgins, (Ramón Cañas Montalva), específicamente nos juntamos a entrenar los días martes en la tarde, sin embargo, en todas y cada una de las ocasiones hemos sido “avisados” que no podemos usar el velódromo, las razones: el velódromo ya es no del ciclismo ahora es del fútbol; es peligroso que anden ciclista en el velódromo; no pueden ocupar el velódromo pues esta entrenando el fútbol; es peligroso el velódromo para los ciclista pues circula muchos futbolistas, etc. Como se puede leer “todos argumentos muy fundamentos y con gran visión deportiva”. Esta situación ha llegado incluso que nos cierren las puertas de acceso a las instalaciones deportivas de dicho recinto, que ahora tiene portero eléctrico, comandado por alguien que se ubica en una caseta. Esta situación se plantea por parte del “cuidador” y o administrador del recinto.

Sin embargo, ayer el nivel de respuesta que recibimos ciertos ciclistas raya derechamente en la total ignorancia deportiva. En primer lugar, al señor Heriberto Hurtado se le negó el ingreso al velódromo, nuevamente sin argumento alguno, imaginamos era porque había un partido de futbol, y minutos después a mi persona, Gian Mario Margoni Altamirano, que venía en compañía de mis dos hijos menores (11 y 6 años) se me intentó detener el ingreso al velódromo lo cual no acepté e ingresé, luego, fui “voluntariamente” invitado a no girar con mis hijos en el circuito, frente a lo cual pido las razones de esa negativa y se me acerca el “encargado de la comisión de los árbitros” (no quiso dar su nombre) y me dio “fundadas” razones: “no pueden girar en el velódromo porque ahí es donde precalientan los futbolista” “el recinto lo administra la Asociación de fútbol, así que anda a reclamar a otro lado” y finalmente me dijeron “EN EL VELODROMO NO PUEDEN GIRAR LOS CICLISTAS PORQUE PONEN EN RIESGO LA INTEGRIDAD DE LOS FÚTBOLISTAS”, yo me preguntó ¿sabrán algunos que significan la palabra velódromo?. Dada la fuerza de los argumentos entregados, y todo lo anterior observado por futbolistas, entrenadores, etc, y por no hacer pasar un peor momento a mis hijos (que el único error que cometieron es que les guste andar en bici en un velódromo) decidí retirarme, sin embargo, no podemos los ciclistas seguir permitiendo la ignorancia de un grupo de personas que piensa que el fútbol es el único deporte que tiene cabida en nuestra sociedad, demás esta decir las “innumerables” alegrías que nos ha dado el fútbol.

Tengo 41 años, y recuerdo con total claridad como en dicho Velódromo en compañía de mi padre, observamos y aplaudimos las grandes jornadas de ciclismo, y en dicho recinto deportivo compartían respetuosamente sus disciplinas: el fútbol, atletismo y el ciclismo. Si bien es cierto, ahora no hay competencias oficiales de ciclismo, existen en la zona mas de 100 amantes del MTB y ciclismo que en las tardes en vez de exponerse en las calle pueden girar y entrenar tranquilamente en dicho recinto con las correspondientes normas de seguridad propia de esa disciplina.-
Dios quiera, que esta carta permita hacer un llamado de atención a nuestras autoridades y dirigentes deportivos. Necesitamos de los medios de comunicación para que difundan esta carta y ojalá alguna de nuestras nuevas autoridades tomen medidas respecto de esta denuncia, y saber definitivamente si los ciclistas podremos usar el velódromo, o solamente será algo que tendremos en el recuerdo.
Sin otro particular, saluda atte.

GIAN MARIO MARGONI ALTAMIRANO
RUT. 11.911.832-8
HERIBERTO HURTADO DIAZ
RUT. 8.817.989-7

© Copyright 2022 RadioPolar.com Todos los derechos reservados.