Polar Comunicaciones
Señal en Vivo Tv Señal en Vivo Radio
mayo 18, 2011
Imprimir

EN CHILE Y OTROS PAÍSES SE HACEN MÁS COLONOSCOPÍAS QUE LAS DEBIDAS

Mayores tasas de mortalidad se concentran en Aysén y Magallanes.

El director de la Escuela de Medicina de la Universidad Andrés Bello, doctor Jaime Contreras, afirmó que en Chile al igual que en otros países se están realizando más colonoscopías, exámenes para detectar cáncer colorrectal, que las que recomiendan las guías de salud internacional.

El doctor James Goodwin, de la University of Texas Medical Branch, en un informe explica que si estos procedimientos se hicieran según las guías de salud, generarían una reducción significativa del cáncer de colon, sin embargo, agrega, se hacen con más frecuencia que la que recomiendan.

En Chile se estima que al año fallecen alrededor de 800 personas por cáncer de colon y recto, y las mayores tasas de mortalidad se concentran en el extremo sur del país, en las regiones de Aysén y Magallanes.

Aumentar la frecuencia del examen no sirve porque el procedimiento es molesto e invasivo, con riesgo de complicaciones y un costo de cientos de miles de dólares, advirtió el estudio del Archives of Internal Medicine.

El doctor Contreras detalló que las colonoscopías son caras tanto para el sistema público como para el privado.

En el primero, si se solicitan indiscriminadamente, no hay horas disponibles para los pacientes que sí la requieren, dijo.

Respecto a las complicaciones, el académico de la Unab advirtió la hemorragia y la perforación de la víscera con peritonitis por una técnica defectuosa.

El estudio subrayó la necesidad de reducir la cantidad de colonoscopías innecesarias porque una de cada 1.000 personas sufrirá una complicación que demande atención hospitalaria.

Un sujeto sano sin antecedentes familiares y sin síntomas que sugieran una enfermedad del colon (diarrea, estitiquez severa, sangrado por ano, dolor abdominal reiterado) debería hacerse un primer examen no antes de los 50 años, y si éste es normal repetir cada quinquenio, explicó el especialista en colon y recto de la Unab.

Si en esa primera colonoscopía se detectan uno o más pólipos del tipo adenomas (que pueden ser el comienzo de un cáncer) la colonoscopía debe repetirse al año y, si es normal, cada cinco años. Distinta es la conducta en caso de ser portador de síntomas como los señalados, en que hay que hacer ese examen como parte del estudio.

Si hay antecedentes familiares directos de cáncer de colon o recto (madre, padre, hermano) la primera colonoscopía debe ser a los 40 años, y seguir el esquema ya indicado, concluyó el académico.

upi/so/

Texto Agencia UPI.

© Copyright 2022 RadioPolar.com Todos los derechos reservados.