Polar Comunicaciones
Señal en Vivo Tv Señal en Vivo Radio
agosto 25, 2017
Imprimir

¿ES MEJOR MANTENER SIEMPRE EL ESTANQUE DEL AUTO LLENO?

Derribando mitos.

Con respecto al combustible del automóvil, siempre ha existido un debate entre qué es mejor, si llenarlo o no. Algunos tienen sus propias teorías, mientras que otros solo siguen la corriente de lo que va ocurriendo a medida que van circulando. También existen los que prefieren cargarlo de a $5 mil. Aunque esta última costumbre se dice que sería más habitual en los jóvenes. “Lo recomendable es mantenerlo siempre lleno o sobre un cuarto de estanque, dado que la bomba eléctrica de combustible (que se aloja al interior del estanque) utiliza la gasolina para mantenerse refrigerada. O sea, si se mantiene siempre al mínimo el estanque, existe el riesgo de que falle la bomba por sobrecalentamiento”, explicó Jorge Ochipinti, director de carreras área mecánica Inacap. Además, aprovechó de aclarar que en ninguno de los dos casos existe riesgo de explosión. Otra de las inquietudes que siempre ronda a los automovilistas es saber si realmente es cierto que al llenar el estanque se ahorra. Pues, Ochipinti aclaró que “en los vehículos más antiguos sí, por que se liberaban menos gases a la atmosfera que con estanque medio vacíos. En vehículos nuevos (con inyección de combustible) no. Sin embargo, dependerá también del estado de los componentes, tales como, canister, tapa del estanque, conexiones y mangueras de gases”. Para aquellos que aún no se convencen de que es mejor cargar completamente de combustible el estanque, es bueno aclarar los daños que provoca el andar con el estanque casi vacío. “No es aconsejable por varios motivos: por el riesgo de quedar en panne en el lugar menos adecuado (autopistas, túneles, en medio del taco, etc) y por los problemas mecánicos que se pueden producir derivados de la falta de combustible”, definió el director de carreras área mecánica Inacap. Y si desean saber cómo es que se puede realizar el cálculo real de cuánto consume su vehículo, la manera más simple y efectiva “es llenar el estanque, resetear el cuentakilómetros (odómetro), recorrer unos 100 kilómetros y rellenar el estanque. Con eso y una ecuación simple se puede determinar el consumo en litros por cada 100 kilómetros. Por ejemplo, si de Santiago a Concepción son 500 kilómetros aproximadamente se tendrá una idea del consumo relativo”, concluyó Jorge Ochipinti.

Fuente: Emol.com

© Copyright 2022 RadioPolar.com Todos los derechos reservados.