Polar Comunicaciones
Señal en Vivo Tv Señal en Vivo Radio
junio 19, 2011
Imprimir

LA TRAGEDIA DE LOS ZOOLÓGICOS HUMANOS LLEGA AL TEATRO Y AL CINE NCIONAL

En el siglo XIX, indígenas de la Patagonia fueron llevados a Europa para ser exhibidos como animales salvajes.

Corría el año 1899 y en el gigantesco Jardín de Aclimatación de París no había flores, sino jaulas con diversas tribus de indígenas semidesnudos. Las madres amamantaban a sus hijos, otros dormían y, en fin, todos defecaban a vista y paciencia de un público que pagaba altas sumas por verlos en su vida cotidiana.

Eran los zoológicos humanos que prosperaron durante el siglo XIX en Europa y que tenían entre sus atracciones a comunidades tehuelches, kawésqar, mapuches y selknam. Todas fueron traídas desde el sur de Chile, previa autorización del gobierno local de la época.

Exhibidos como animales salvajes, eran el fetiche de científicos que encandilados por la teoría de Darwin, ingresaban a los recintos y les medían su cabeza y genitales.

Esta historia dejó tan impactado a Martín Erazo, el director de la compañía La Patogallina, que decidió llevarla al teatro. Con la obra Extranjero, que se estrena en septiembre en el Centro Cultural Matucana 100, la agrupación celebra 15 años recordando una de las exportaciones más tristes de la historia.

«Era una época en que 50 millones de personas transitaban por esta especie de Fisa de la esclavitud. Un negocio que funcionaba como un reality de televisión: para aumentar el morbo, los administradores hasta repartían un programa con los horarios en que estos comían. Los mismos administradores les lanzaban trozos de carne de caballo y calaveras para estimular su barbarie», señala Erazo sobre las muestras de personas que fundó el empresario alemán Carl Hagembeck en 1879, y que germinaron también en lugares como Hamburgo, Zurich, Berlín, Londres y Bruselas. Sólo la llegada del cine y la muerte de los mismos indígenas hizo decaer la práctica. Enfermos de sífilis y sarampión entre otras enfermedades que adquirieron en los mismos barcos balleneros que los trasladaron hasta el Viejo Mundo, los salvajes habitantes del sur fueron muriendo de a poco. Aunque esto no es lo que le gusta imaginar a Erazo.

«Prefiero pensar que resistieron hasta el final, que dejaron de alimentarse para desaparecer y que tallaron flechas para defenderse», cuenta. Y es con esa tesis que está trabajando la obra.

Centrado en la comunidad selknam y basándose en el libro de fotografías Zoológicos humanos que publicó el investigador Cristián Baez en 2006, Erazo se propone revivir esta tragedia a través de la mirada de un chico que es secuestrado durante el rito hain. Esta es la fiesta típica selknam en que la comunidad se pinta los cuerpos para celebrar el paso de la infancia a la adultez.

«En este caso la maduración la alcanzará después de un largo viaje. A bordo de un barco rumbo a Europa vivirá una catarsis física y emocional que podría hacerlo crecer o morir, lo que es u tipo de hain también», relata el director sobre Extranjero.

La obra se enmarca dentro de un Fondo Bicentenario que recibió la compañía en 2010 y tiene otro plus: detrás del libreto está un antiguo colaborador de La Patogallina, Pato Pimienta. «Es bonito que nos acompañe otra vez. Además, está muy entusiasmado con la historia, porque habla de la colonización y del abuso de poder que ésta conlleva y también de derechos humanos que fueron violentados incluso desde antes de que tengamos conciencia», comenta Erazo.

Además, tratarán de recrear la estética selknam lo más posible. «Queremos transformar la fisonomía de los actores con máscaras», revela sobre una compañía que se caracteriza por llevar a escena pasajes de la historia de Chile con un lenguaje callejero y punk.

Otra de las virtudes de La Patogallina es la música en vivo. «En Extranjero, más que rock, habrá sonidos de nuestro territorio. Tocaremos instrumentos mapuches que se mezclarán con el sonido del viento», remata Alejandra Muñoz, directora musical.
La historia en el cine y la televisión

El mismo trayecto que hicieron los pueblos originarios a fines del siglo XIX, desde la rojiza Tierra del Fuego, pasando por los ventisqueros del Estrecho de Magallanes, hasta el paisaje urbano de capitales como Roma, Londres, París y Berlín, es el que reconstruye en un documental el director Hans Mülchi. La cinta se llama Calafate, zoológicos humanos y se podrá ver en Fidocs. Durante el rodaje, el realizador se encuentra en Zürich con los restos de cinco kawésqar, que logran ser repatriados después de 130 años y enterrados en Punta Arenas gracias al gobierno Suizo y la presión de sus mismos descendientes. La historia ha adquirido tanto vuelo, que también será llevada a la televisión gracias a un fondo del CNTV.

A través de tres capítulos de 52 minutos, los espectadores podrán conocer las impresiones tanto de los descendientes de las víctimas de los zoológicos humanos como de los herederos de los responsables de su esclavitud. Tanto en la película como en la serie que se emitirá a fines de este año, en Canal 13, se ven los lugares reales donde las tribus chilenas fueron fotografiadas y humilladas.

La compañía

La Patogallina nace en 1996 y ha llevado la historia de la matanza de la Escuela Santa María y a Manuel Rodríguez, entre otros pasajes dela historia de Chile, al teatro. Sus obras más conocidas son El húsar de la muerte y últimamente Los caminos de don Floridor.

La Tercera.

© Copyright 2022 RadioPolar.com Todos los derechos reservados.