Polar Comunicaciones
Señal en Vivo Tv Señal en Vivo Radio
noviembre 6, 2014
Imprimir

LUCES Y SOMBRAS DE LA INMIGRACIÓN (11) – LOS INMIGRANTES TAMBIÉN LLEGAN POR EL AIRE

De la Prensa Internacional. Colaboración de Marco Barticevic Sapunar.

Pese a la enorme dimensión del drama que constituyen los inmigrantes que atraviesan el Mediterráneo, la vía marítima no es la única que emprenden los aspirantes al exilio. Las espectaculares imágenes de las pateras nos hacen olvidar que, cada año, muchos inmigrantes clandestinos optan por el avión para llegar a Europa.
El fenómeno es, por naturaleza, difícil de cuantificar. Pero las fuerzas de policía europeas prestan cada vez más atención a estas llegadas en avión, a menudo con documentos de identidad falsos. El refuerzo de las fronteras exteriores de Europa no ha desanimado en absoluto a las redes que introducen a estos inmigrantes.
La policía presta cada vez más atención a estas llegadas en avión, a menudo con documentos de identidad falsos
Los aspirantes a entrar utilizan fundamentalmente dos tipos de trucos, según Julien Gentile, jefe de la oficina encargada de reprimir la inmigración clandestina en la Dirección de la Policía de Fronteras. El primero es el del parecido, es decir, tratar de pasar con el pasaporte de una persona cuya fotografía se parece al viajero, a veces porque es un miembro de su propia familia. Este es el método que utilizan sobre todo los inmigrantes del África subsahariana. El otro gran tipo de fraude es el de lo que la policía denomina «obtención indebida» de documentos. Los inmigrantes pueden haber presentado papeles falsos para obtener el visado, como certificados de nacimiento o invitaciones a congresos… También pueden manipular el pasaporte arañando la fecha de validez o cambiando la foto, o pueden usar un pasaporte falsificado. «Es un juego permanente al gato y el ratón. Las redes mejoran su trabajo sin cesar», explica Jean-Michel Brevet, jefe de la oficina especializada en fraude documental (Bureau de Fraude Documentaire, BFD) dentro de la policía de fronteras.
Para contrarrestar esta tendencia, el BFD forma cada año a más de 2.700 agentes en métodos de elaboración de perfiles y técnicas de fraude documental. En el ámbito europeo, existe una red de intercambio de informaciones y bases de datos comparativos que se actualiza de manera constante, cosa necesaria, porque las mafias tratan de sortear estas medidas con distintas maniobras, como traer a los inmigrantes desde aeropuertos africanos o latinoamericanos en los que los controles son menos estrictos, o solicitar visados para países del espacio Schengen o del resto de Europa cuyas autoridades son menos estrictas. «Es una inmigración a saltos», destaca Brevet.
Fotografía: Control de fronteras en el aeropuerto de Edimburgo (Reino Unido) el pasado febrero (Getty).
(Por Elise Vincent, Le Monde. Traducción: María Luisa Rodríguez Tapia).

© Copyright 2022 RadioPolar.com Todos los derechos reservados.