Roberto Aichele, Senior Associate de la consultora IT Hunter.

LAS SEÑALES QUE INDICAN A UNA PERSONA QUE SU CONTINUIDAD EN EL TRABAJO ESTÁ EN RIESGO

21-03-2015 - 16:11
Si bien el puesto laboral de un individuo no es algo que esté asegurado para toda la vida -pues está sujeto a muchas condicionantes que pueden variar en el tiempo- existen ciertas situaciones que pueden ayudar a una persona a darse cuenta que su continuidad en la organización corre peligro.

Y es que en este mundo competitivo y globalizado, muchas veces las empresas -para bajar sus costos y ser más eficientes- deben eliminar ciertos cargos o reemplazar a quienes los ocupan por otros profesionales.

“Perder el empleo es uno de los grandes temores, no sólo por un tema de ingresos, sino también porque se interpreta como una derrota que, en algunos casos, produce frustración. Sin duda, ningún trabajador tiene la esfera de cristal como para saber con exactitud en qué momento dejará de formar parte de una organización. Sin embargo, es muy importante que el individuo preste atención a una serie de elementos del entorno que le pueden dar señales acerca de su futuro laboral”, explica Roberto Aichele, Senior Associate de la consultora IT Hunter.

En términos generales, el especialista menciona los siguientes factores a considerar por los empleados:

1. La comunicación con su jefatura ya no es tan fluida como antes. Esto significa pasar de una comunicación frecuente, cercana y cálida con el superior a una comunicación esporádica, distante y fría. Fijarse en la actitud corporal del Jefe también puede ser un indicio de lo que está sucediendo.

2. Las responsabilidades de su cargo han disminuido con el tiempo. Las atribuciones del puesto son cada vez menores y se reducen a labores básicas, sin que existan razones, aparentemente, justificadas para ese cambio. Asimismo, las funciones relevantes han pasado a manos de otro miembro de la organización.

3. Ya no es convocado a las reuniones habituales de su área. Si anteriormente su opinión era importante en los asuntos de su unidad, ahora Ud. es dejado al margen de las reuniones en las que solía participar.

4. Su nivel de acceso a los sistemas informáticos de la empresa han sido restringidos o eliminados. Esto se traduce en que los permisos que tenía antes para acceder computacionalmente a los datos e información estratégica y sensible de su organización han sido reducidos o anulados.

5. Es siempre el último en enterarse de las noticias relevantes de su unidad. Sus colegas están mejor informados que Ud. sobre los temas claves del área y sobre el futuro de la compañía.