Soy reportero.

REGIMIENTO LOGÍSTICO N° 5 “MAGALLANES”: 51 AÑOS AL SERVICIO DE LA ZONA AUSTRAL

10-04-2021 - 16:30
La historia del Ejército de Chile en Magallanes cuenta con diferentes procesos, los cuales han incorporado una presencia de diversas unidades en la Región, así como la creación de capacidades, las cuales han aportado en forma decisiva a la generación de soberanía efectiva en zonas aisladas, así como al Desarrollo Nacional y presencia del Estado, la Cooperación Internacional, al apoyo a la comunidad en situaciones de Emergencia y Protección Civil, a la Seguridad Territorial e intereses nacionales, así como las labores propias de la Defensa en diferente momentos de crisis de nuestra historia.

Es de esta manera que con fecha del 10 de abril de 1970 mediante Decreto Supremo MDN SSG Dir. Ops. II/1 N°140, el Regimiento Logístico N° 5 “Magallanes” comenzó a fraguar su historia institucional, gestándose las capacidades que años más tarde, el 14 de febrero de 1972, conllevaría al nombramiento de su primer comandante e inaugurando el 11 de abril sus dependencias, por el entonces Comandante en Jefe General Carlos Prats González y el Comandante en Jefe de la V División, General División Manuel Torres de la Cruz, a fin de dar satisfacción a las necesidades logísticas de las unidades de las guarniciones de Punta Arenas y Coyhaique.



El estandarte de la Unidad fue donado por la comunidad Yugoslava de Magallanes, en un importante acto cívico militar en la Plaza Muñoz Gamero de la capital regional, en donde el comandante de la Unidad, Teniente Coronel Alcides Legos Rozas, recibió de manos del Presidente del Club Yugoslavo de Magallanes, Esteban Marinovic el estandarte que se mantiene como reliquia en el regimiento.



Bajo el mando de su primer comandante, Teniente Coronel Alcides Lagos Rozas, comienza sus funciones en los terrenos de playa norte, donde se encontraba emplazado, hasta el año 2003, el Regimiento de Telecomunicaciones Nº 5 “Patagonia” con una organización a base de:

• Una Compañía de Material De Guerra
• Una Compañía de Transporte
• Un Pelotón Hospital de Campaña
• Un Centro de Atención Sanitaria


A lo anterior se suma la creación de la Compañía de Intendencia en al año 1973 en las instalaciones del ex frigorífico “Morro Chico”, lugar donde ahora se encuentra emplazado, con el nombre de depósito divisionario.

Posteriormente, en marzo de 1974, por razones de espacio y funcionamiento, se dispone el traslado de la Comandancia, la Compañía de Sanidad, Compañía de Transportes y parte de la Compañía de Intendencia al entonces Campo Militar Ramón Cañas Montalva, en Ojo Bueno. Junto a lo anterior, se dispone la instalación de la compañía de Material de Guerra en “Río de los Ciervos” ubicado a 4 kilómetros al sur de la ciudad de Punta Arenas.

En el marco de operaciones de despliegue por la Crisis del Canal Beagle en 1978, la unidad tuvo que establecer el sistema de abastecimiento y sostenimiento de la fuerza terrestre desplegada en el Teatro de Operaciones Austral Conjunto, llegando con diferentes medios a los diferentes frentes establecidos, como fueron el Frente Puerto Natales, Frente Punta Arenas el cual involucraba el sector de Monte Aymond, así como el apoyo al Frente Tierra del Fuego, siendo participes activo de las operaciones en defensa de los intereses territoriales nacionales, trabajando en forma incansable con los recursos existentes en un amplio territorio, en donde se fueron sumando distintas unidades de Ejército y también Carabineros durante el tenso año de 1978, lo cual conllevó al desarrollo de sistemas innovadores para la época, siendo parte activa de la movilización más grande de las Fuerzas Armadas hasta ese momento.

El 05 de mayo de1979 y producto de la experiencia de las últimas maniobras, el Comandante en Jefe de la División impuso que el entonces, Batallón Logístico Divisionario, contará con un cuartel propio, agrupando todas las unidades frente al histórico Estrecho de Magallanes, en ventajas de apoyar desde el concepto de centralización de los medios y bajo los parámetros de una logística organizada, las necesidades de vida y de combate de las tropas, esto mediante la incorporación de unidades de intendencia, material de guerra, sanidad, veterinaria y transporte.

Durante el periodo comprendido entre los años 1983 y 2003, el Batallón guarnece en su cuartel de “Río de los Ciervos”, a unidades de fuerzas especiales de la V División, tales como: la Compañía de Comandos Nº 10 y Nº 11, unidades que aportaron al entorno logístico una mística especial.

La Unidad estuvo activamente desplegado en el denominado “Terremoto Blanco” en el año 1995, cumpliendo labores de apoyo fundamental a las diferentes fuerzas desplegadas, apoyando al complejo ciclo logístico establecido debido a la emergencia, apoyando al esfuerzo interagencial y conjunto activado, siendo fundamental al mantenimiento de las líneas de suministro de alimentos, equipo y combustible, en uno de los momentos más críticos de la Región de Magallanes.

El 11 abril de 2010 se procedió con la instauración de la denominación definitiva de esta unidad como Regimiento Logístico Nº 5 “Magallanes”, en el entorno de la preponderante e importante labor de apoyo a la fuerza, que se traduce en mantener y acrecentar el estado de alistamiento operacional de la totalidad de la fuerza terrestre.

Es importante y por lo demás significativo llevar el nombre de “Magallanes” que nos identifica no tan solo como un gran explorador de los océanos y descubridor de importantísimos y bastos escenarios de nuestra geografía terrestre, sino que indudablemente como un excelente planificador logístico que fue capaz de organizar, dirigir y controlar con sus escasos recursos de acuerdo a la época, el soporte de vida para sus tripulaciones y naves, siendo por lo tanto, si los miramos desde estos tiempos un genio logístico.
Por otra parte de nuestra denominación se nos ha asignado otro nombre de significado muy especial, como lo es el de nuestro patronímico, el del mismísimo fundador de Punta Arenas, Coronel del Ejército de Chile José de los Santos Mardones, quien fuera el primer gobernador de esta Austral región, que indudablemente aparte de ser brillante militar no nos cabe duda de dentro de sus propias capacidades fue otro logístico visionario al ser capaz de organizar y sustentar, la primera población de ciudadanos en esta región, quien sin un detallado plan logístico hubiere sido imposible de sobrevivir ante lo extremo de las condiciones propias de la región y de su desconexión, con centros de apoyos cercanos.
La logística en todas sus formas es un factor siempre presente en todas y cada una de las actividades humanas, y en especial cuando estas se pueden enmarcar dentro de una situación de crisis o conflicto, en donde de por sí, lo que es ya difícil se hace casi imposible, y es allí donde esta unidad brinda su afectivo apoyo profesional desde estas instalaciones del barrio industrial, a partir del año 2004.
Los cambios modernizadores que presenta esta unidad, producto de un gran proceso que considera factores prioritarios, tales como el rol de Chile en las organizaciones que presentan el nuevo orden mundial y regional, los avances tecnológicos, el análisis de las operaciones de ejércitos desarrollados en los últimos conflictos y, en consecuencia, su influencia en los aspectos de organización, capacitación, equipamiento, y funcionamiento de una logística del Ejército de Chile para el siglo XXI.
Este proceso modernizador iniciado en año 2004, encuentra al Regimiento en la consolidación de sus unidades, como parte del proyecto integral para la guarnición de Punta Arenas, en estas instalaciones del Barrio Industrial, contando además con una moderna y equipada Compañía de Maestranza de Material de Guerra Nº 2 en el Campo Militar “General Ramón Cañas Montalva”, obedeciendo a un concepto de logística moderna y flexible que tiene directa relación con su misión de apoyo a la V División de Ejército, lo que ha significado un notable mejoramiento de la situación de infraestructura, junto con el mando, la coordinación, el funcionamiento y el control, disminuyendo los tiempos de respuesta a los innumerables requerimientos y programas de recuperación del material desde una ubicación central…,factores todos, que han cooperado positivamente en la moral y desempeño de su personal.
Como un importante factor integrador a las capacidades de su organización, el Regimiento está dotado en su mayoría con personal de los servicios logísticos, contando también con unánime cantidad personal de todas las armas y especialidades que, junto a los oficiales especialistas primarios, optimizan la ejecución de una logística moderna a la luz de las experiencias acumuladas en su anterior desempeño en las tropas de combate, conformando así un equipo que abnegadamente desarrolla cada una de las tareas en beneficio de mantener, la potencialidad de los sistemas operativos de la V División de Ejército.
Entre los hitos de la unidad se pueden mencionar el éxito obtenido por la primera expedición científica militar al polo sur realizada durante meses de noviembre y diciembre del año 2004, donde esta unidad sirvió como base de apoyo, a través del personal y medios de la Compañía de Mantenimiento.
En el mismo tenor, el buen nivel técnico alcanzando por el personal especialista al comenzar en forma activa con la servidumbre logística y con mantenimiento de equipos y vehículos de la Base Antártica “Libertador Bernardo O´Higgins”, que nos ha permitido ser la base para la cuadrilla de reparación que acude a la base en la fase previa a la Campaña Antártica, siendo parte del esfuerzo en el Desarrollo Nacional y presencia del Estado en el Territorio Chileno Antártico.
En el ámbito del área de misión “Contribución al Desarrollo Nacional y Acción de Estado”, nuestro personal también ha participado activamente en las plazas ciudadanas, organizadas por el municipio de Punta Arenas, y en forma importante, apoyando en la región con el convenio de cooperación institucional a través del programa “Chile Solidario”, actividad que junto con ayudar a los más necesitados tiene la virtud de hacer sentir nuestro personal, como participe directo de esta obra.
En la actualidad la Unidad ha renovado su organización equipamiento y procedimientos de trabajo, apoyada por una infraestructura acorde a las necesidades del trabajo que desarrolla, con una maestranza responsable del mantenimiento del material a rueda, y del armamento mayor con la Compañía de Mantenimiento de Material de Guerra, con las tareas de recuperación del parque automotriz de la División, armamento menor, equipo de telecomunicaciones e ingenieros.
También, con una Compañía de Abastecimiento que recibe, procesa y clasifica toneladas de bastimentos que luego son acarreados por la compañía de transportes operativos.
Lograr un ideal de la gestión logística es la meta, pero surgen nuevos desafíos una vez cumplidas las metas iniciales, que radica en la multiplicidad de los apoyos que ejecuta.
La sistematización de procesos, que permitan optimizar la gestión logística y la cadena de abastecimiento, la disminución en los consumos de recursos energéticos, el cumplimiento de las normas medio ambientales relacionadas tanto con lo adecuado manejo de residuos sólidos como con la declaración y seguimiento de residuos peligrosos, son parte de nuestros desafíos.
En el actual estado de Emergencia Sanitaria, en donde las Fuerzas Armadas han cumplido un rol importante en apoyo a la comunidad, el personal de la Unidad ha estado desplegado tanto en tareas de control y patrullajes, así como en el transporte de otras unidades en el sistema de relevos de puestos de control, facilitando medios de transporte para la movilización de personal en toda la ciudad de Punta Arenas.
De igual manera se han realizado diversas acciones de apoyo a la comunidad, como ha sido el despliegue de cocinas de campaña y apoyo en la distribución de alimentos, generando en más de una ocasión y en diversas zonas de la ciudad llevando el ánimo, fuerza y entrega de miembros del Ejército de Chile a la ciudadanía, generando un vínculo fundamental en el difícil contexto de la Pandemia, lo cual ha significado la movilización más grande de las Fuerzas Armadas en toda su historia, en donde los procesos logísticos han sido puestos a prueba así como las capacidades polivalentes de la institución, en donde los miembros del Ejército no han estado exentos de estar expuestos a contagios del Covid-19, ausentandose de sus hogares en largas jornadas, siendo el Regimiento Logístico N° 5 “Magallanes”, al igual que otras unidades australes, desplegado en apoyo a otras regiones de nuestro país, aportando por largos periodos al sostenimiento del esfuerzo nacional en la contención del Covid-19.
Para el Comandante del Regimiento Logístico “Magallanes”, Coronel Rodrigo Rojas Martínez, comenta que “así al analizar los logros y la evolución experimentada por nuestra unidad, debemos sentirnos satisfechos de las metas alcanzadas. Ya que la suma de nuestras capacidades y voluntad de servir, nos permitirá progresar y ofrecer a la V División Ejército, el apoyo que requiere para continuar con su trascendente misión en estas tierras magallánicas”.