Matrona María Isabel Velich:

“COMO REGION HEMOS TENIDO UN SALTO CUALITATIVO EN EL NACIMIENTO COMO UN PROCESO RESPETADO Y ACOMPAÑADO”

21-05-2022 - 11:36
En nuestro país desde el año 2007 en el sistema público, a través del Programa Chile Crece Contigo y Programa de la Mujer y Salud Sexual Reproductiva, se han desarrollado protocolos y estrategias para favorecer las condiciones estructurales y sicoemocionales del Parto Respetado como un acto trascendente, mediante un modelo de atención humanizada con asistencia profesional de matroneria y ginecoobstetra, que incluye preparación previa en los talleres prenatales y la creación de Salas de Atención Integral del Parto (SAIP) en los hospitales.
En este contexto, María Isabel Velich, encargada del Programa de la Mujer y de la Salud Sexual Reproductiva de la SEREMI de Salud, explicó que esta semana se conmemoró el Parto Respetado. El objetivo es que esta sea una experiencia exitosa, instalando en los establecimientos de salud salas de atención integral como la que ya existen en el Hospital Clínico de Magallanes y Hospital Dr. Augusto Essmann de Puerto Natales.
La profesional indicó que “la finalidad es que la mujer tenga una experiencia exitosa en este crucial momento de su vida, que pueda estar acompañada, deambulando libremente, usando balón, cuerdas o desarrollando actividades a su libre disposición.
María Isabel Velich destacó que a medida que ha avanzado el tiempo, los equipos de salud están cada vez más capacitados para apoyar y acompañar en las maternidades a las mujeres. “Esto ha involucrado evidentemente un salto cualitativo de lo que significa el nacer en forma respetuosa y acompañada. Esta probado que un parto respetuoso evita riesgos a la madre y el recién nacido. En un espacio distinto, se otorga protección de seguridad para las mujeres, favoreciendo el apego y la crianza del niño o la niña”.
Las salas de Atención Integral del Parto permiten que la mujer haga el trabajo de preparto, el parto, la recuperación y atención inmediata al recién nacido en un mismo lugar, a su vez puede movilizarse y desarrollar diversas estrategias de apoyo al proceso: uso de balón, ducha, masajes , ambulación libre y acompañamiento de pareja o persona significativa, alivio del dolor, eligiendo la posición para el parto y otorgando el apoyo socioemocional, incluyendo posteriormente el apego precoz con el bebé.
La O.M.S. reconoce en su declaración sobre “experiencia de parto positiva” que se espera dar a luz a un bebé sano en un ambiente seguro desde el punto de vista clínico y psicológico, contando con apoyo práctico y emocional continuo, es decir, estar acompañada en el momento del nacimiento y ser asistida por personal amable y con competencias técnicas adecuadas. Se basa en la premisa de que la mayoría de las mujeres desean tener un trabajo de parto y nacimiento fisiológicos y alcanzar un sentido de logro y control personales, a través de la participación en la toma de decisiones. Así mismo, incluye otorgar buen trato y no efectuar acciones médicas innecesarias sin evidencia o sin consentimiento, lo que se conoce como violencia obstétrica.
Esta año el lema es “El respeto por las necesidades de la madre y su bebé en cualquier situación”, y busca promover la importancia de contemplar en las medidas de cuidado para Covid-19 los derechos de las personas gestantes y sus niños o niñas.