Polar Comunicaciones
Señal en Vivo Tv Señal en Vivo Radio
mayo 8, 2014
Imprimir

PRESIDENTE DE RN, CARLOS LARRAIN, ANALIZA EL MOMENTO POLÍTICO POR EL QUE ATRAVIESA EL PAÍS

Desde su estancia en Tierra del Fuego.

El Presidente del Partido Renovación Nacional, Carlos Larrain Peña, analizó el momento por el que atraviesa la política nacional, destacando que la Nueva Mayoría se está equivocando, porque si bien ganó, eso “no la autoriza para volcar la realidad patas para arriba».

Desde su estancia en la región de Magallanes, “Cameron”, donde ha permanecido las últimas semanas dedicado a la faena de esquila, el dirigente señaló que por las condiciones geográficas del lugar ha estado un tanto descomunicado, pero no lo suficiente como para desentenderse de lo que está aconteciendo en política.

«Estoy desconectado y con mucho olor a oveja», dijo a la periodista Margaret Valenzuela, quien pudo entrevistarlo.

LA ENTREVISTA

Carlos Larrain fue el único dirigente de la oposición que no asistió el lunes a la cita convocada por el ex Presidente Sebastián Piñera para abordar el rol de la oposición frente al Gobierno.

-¿Por eso no fue a la cita con Piñera?

-Es que estoy en Magallanes haciendo la esquila chica, lo que demanda mucho trabajo.

-¿Y si hubiese estado en Santiago, habría ido?

-Sí, pero dependiendo de cómo se estructuraba la reunión.

-¿A qué se refiere?

-A mí me pusieron un mensaje el viernes en la tarde invitándome a una reunión para tratar con los distintos movimientos el cuadro político y cómo la fundación de Piñera podría ayudar en la situación. Además, RN es un partido político, no un movimiento, y no nos juntamos con grupos que se desmembraron vanagloriándose con muchos objetivos inútiles de cortar los puentes.

-¿Le incomoda que Piñera intente ejercer un liderazgo y una coordinación de la centroderecha?

-Pienso que la unidad es una flor exótica y delicada que hay que cultivar con mucho cariño, pero también con mucha paciencia. La evidencia que tengo es que en el gobierno de Piñera nunca se entendió que estaban trabajando con una alianza política; peor aún, se fomentó desde Palacio la división dentro de RN. Gente del gobierno asistió a una reunión en Valparaíso donde se dedicaron a reírse del partido, incluso con un video en que se nos hacía aparecer a todos como unos idiotas.

-¿Son cosas que usted no olvida?

-Después de esos incidentes tan penosos yo me reuní durante dos años completos con Piñera y me hice el tonto, pero no quiere decir que uno pueda olvidar completamente. Luego vino el carnaval 2013 y eso está fresquito…

-¿Cuál «carnaval»?

-Se desconoció el resultado de la primaria imponiendo la candidatura de Evelyn Matthei, sabiendo que ella tenía un inmerecido rechazo, pero muy alto; Piñera no permitió la renuncia oportuna de Luciano Cruz-Coke; luego viene la voltereta de los «cómplices pasivos», y, por último, el duelo profundo por la elección de Andrés Allamand y Manuel José Ossandón en Santiago. Con los papeles tan manchados, ¡cómo van a jugar a favor de la unidad del sector!

-¿Y qué rol juega RN respecto de la unidad en la centroderecha?

-La semana anterior nos reunimos con Evópoli con quienes actuamos, hablando electoralmente, como verdaderas nodrizas, dándoles cupos y participación en nuestras primarias. De esa reunión concluimos, como buenos patriotas que son ellos, el daño que causaría un retroceso al proporcional, a pesar de que este sistema los beneficiaría. Entonces, esfuerzos por la unidad hemos hecho toda la vida y lo hicimos particularmente en los tres años anteriores a la campaña ganadora de Piñera, que fue el primer candidato a la Presidencia de RN post Pinochet porque siempre habíamos cedido el premio mayor a la UDI. En materia de unidad, ¡somos titulados eximios!

-En medio del actual escenario, ¿quién podría aglutinar al sector?

-Nosotros tenemos parlamentarios de lujo y que son los que van a votar, como Alberto Espina, Allamand y Ossandón. Les corresponde a ellos dirigir este asunto. O sea, tenemos voces de sobra, pero bienvenido es el ex Presidente Piñera para tratar de salvar la situación, aunque tengo mis aprensiones por lo que ya describí.

-¿Considera un poco tardío este esfuerzo unitario?

-Todavía estamos a tiempo y siempre los liderazgos son muy útiles, y eso fue lo que hicimos RN y la DC cuando preparamos una modificación del sistema electoral que nos costó sangre, sudor y lágrimas y que fue bloqueado en última instancia. Contra la reforma estuvieron la UDI, el PC y los ministros de Piñera. Esto fue lo que impidió que se hiciera una reforma constructiva y realista.

-¿Por qué realista?

-Porque era viable, se respetaba la sobrerrepresentación de las regiones y se aumentaba un poco el número de diputados y senadores sin aumentar el gasto. Tan buena era nuestra propuesta que contó con el apoyo del PS, del PPD y del PR. Ese era el momento para tomar la pelota y conducirla hasta el arco. Sin embargo, luego de que en el gobierno pasado estuvieron cinco días amurrados en La Moneda, Piñera salió en cadena nacional para anunciar que el gobierno va a terminar con el sistema binominal y desde esa declaración en adelante lo único que recibimos fueron impedimentos para llevar a cabo esta reforma.

-¿Por qué le molesta que el ex Mandatario no haya apoyado el acuerdo con la DC?

-No es cuestión de molestia personal, es cuestión de que las oportunidades hay que tomarlas cuando pasan por delante. Había una cierta mayoría en el Congreso para hacer una reforma inteligente del sistema electoral con otros equilibrios políticos, se veía venir -y RN lo dijo 20 veces- un triunfo de la Concertación. Si alguien creyó que las posibilidades de reformar el sistema electoral y la Constitución iban a ser mejores después del gobierno pasado, estaba sumamente perdido.

-¿Piñera y la UDI no debieran a su juicio sorprenderse ahora?

-Pueden sorprenderse porque quizás creyeron, de buena fe, que ellos podrían conducir el proceso, pero es evidente que han perdido el control de la situación política, que ahora lo tiene la Nueva Mayoría, la que se siente como matón de barrio. En eso la Nueva Mayoría está equivocándose porque si bien ganó, eso no los autoriza para volcar la realidad patas para arriba, pues. Napoleón, que no era nada aficionado a perder batallas, enseñaba que las victorias excesivas no son nunca buenas. Lord Keynes escribió, cuando se firmó el Tratado de Versalles después de la Primera Guerra Mundial, que «se ha firmado un tratado para fomentar la guerra duradera». ¡Cuenta con 76 diputados!

-¿Y usted cree que el Gobierno está fomentando la guerra?

-El Gobierno está fomentando la mentalidad que padecen países tan queribles como Francia: la del antagonismo permanente de todos con todos. Ahora, no vaya a ser que luego se dispare la moto y entonces lo que hoy día es un paso -la reforma electoral- tome vuelo y se traduzca en una Constitución que se va a producir ex nihilo .

“MIS PIROPOS SE AGOTARON”

-¿Sigue pensando que Sebastián Piñera tiene que volver a RN?

-No, yo creo que eso quedó descartado. Él quiere mantener una relación especial con la UDI, y a la UDI le resultaría muy difícil volver a apoyar a un candidato a la Presidencia de RN.

-¿Lo hablaron?

-No, pero es la conclusión a la que he llegado después de todos estos meses y luego de haberlo invitado majaderamente. Y bueno, el cortejo no puede durar indefinidamente.

-¿Entonces el cortejo terminó?

-Por lo menos mis piropos se agotaron, porque no sirvieron para nada. Reitero que sería bienvenido, pero le hallo poca cara. Creo que la noviecita está mirando para otro lado.

-¿Qué opina de que Piñera haya invitado a Amplitud a un desayuno el lunes?

-No tuve la menor idea.

-¿Y qué le parece que los valide?

-Me parece una torpeza porque Amplitud es un grupo que está quebrando a la Alianza y va a causar un tremendo daño institucional a menos que cambie su modo de operar y deje de coincidir con la Concertación en los temas importantes, que no son solo económicos. Sobre el «rescate» de Amplitud por parte de Piñera, es solo un cebo para llevar a RN hacia la izquierda y así armar una base contradictoria para planes futuros, pero la contradicción no es nuestra, es de ellos, porque ¿cómo van a retener a la UDI impulsando a RN hacia la izquierda?

-¿Coincide con el senador Ossandón, quien dijo que la renuncia de parlamentarios fue «digitada» por Piñera?

-Lo que yo piense es reservado, pero nunca he afirmado que Piñera haya sido el promotor de la división de RN. Creo, eso sí, que hay un director artístico que todavía no sale del clóset en esa operación.

-¿Entonces usted no se sentará en ninguna mesa donde estén representantes de Amplitud?

-El día que Amplitud manifieste claramente cómo va a actuar frente al brusco cambio institucional que se está preparando desde el Gobierno, me reúno con quien haga falta. Ahora, ellos se fueron de RN causando daño y no tengo por qué hacerme ilusiones de que van a coincidir con RN en las grandes líneas políticas.

-El lunes se efectuará una Comisión Política en RN. ¿Ahí se definirá la postura del partido en este tema?

-Se van a revisar los informes técnicos.

-¿RN rechazará esta reforma tal cual como fue presentada por el Gobierno?

-A mí me parece que eso es lo que debería ocurrir, yo al menos me voy a empeñar en eso porque la veo muy negativa.

-¿Ve posiciones enfrentadas en RN respecto de este tema?

-Tengo la impresión de que hay una virtual unanimidad en torno al

proyecto que preparamos con la DC.

“LA NUEVA MAYORIA SE ESTÁ EQUIVOCANDO”

-¿Por qué insistir en ese pacto acordado con la DC en materia de reformas políticas, si ese partido ya garantizó que apoyará la reforma enviada por el Gobierno al Congreso?

-Me admira que la DC abandone un proyecto que ella misma elaboró para entregarse a un mecanismo electoral que va a terminar de debilitar a los partidos políticos por la vía del fraccionamiento universal. Aquí van a aparecer infinitos protozoos, todos con opiniones contradictorias, que se van a sentir con derecho a ser partido político.

-Algunos argumentan que eso contribuye a generar mayores grados de participación.

-Ese criterio es válido y lo tuvimos en cuenta en nuestro acuerdo con la DC, pero no hasta el punto de impulsar un proporcionalismo riguroso como el que se está proponiendo y que nos hizo tan mal en el pasado. Me pregunto: ¿La izquierda chilena no cree que siempre va adelante y que se anticipa a las circunstancias? En este caso, están siendo retrógrados, nos quieren llevar a una situación anterior a 1970.

-¿Ha conversado con Walker?

-No he hablado con él, pero sé muy bien que Ignacio Walker pensaba como nosotros. En el esquema electoral propuesto, los futuros presidentes se van a pasar el día haciendo malabarismos como esos acróbatas de los semáforos, conciliando infinitos pequeños movimientos cada uno con programa propio.

-¿Por qué cree que la DC se suma a esta reforma?

-Será porque ellos se sienten comprometidos con esta Nueva Mayoría y porque querrán defender otra cosa a cambio, como por ejemplo, la libertad de enseñanza, materia en que los he visto con bastante claridad.

-Andrés Velasco dijo el martes en Icare que «sin las reformas políticas no vamos a tener una mejor política, y sin mejor política, Chile va a seguir enfrentando riesgos» al caricaturizarse las posiciones.

-Las instituciones políticas se reforman, pero de a poco, y lo que estamos presenciando es un empeño simultáneo por cambiar el sistema económico, crear un nuevo sistema institucional y alterar de manera definitiva el ambiente cultural. Bueno, esas tres cosas juntas nos pueden producir una indigestión definitiva.

-¿Considera un error el cómo ha definido la agenda el Gobierno, debió hacerla de a una?

-Ella lo está haciendo con inteligencia porque está planteando la reforma electoral cuando están todos preocupados de los impuestos.

-¿Para que pase inadvertida?

-Esto es una diablura nomás, porque está aprovechando la polvareda de la reforma tributaria, que es solo un componente del cambio económico, para que no haya tanta atención en la reforma electoral. Además le está dando a los grupos chicos seguridades de que va a hacer la reforma electoral para que luego esos grupos chicos se embarquen en las reformas a la educación, como por ejemplo las que están dirigidas a la libertad de enseñanza.

-El ministro Rodrigo Peñailillo dijo que la reforma electoral es «contundente» y busca disminuir la desigualdad del voto, generar el espacio y apertura para nuevas fuerzas políticas y devolver el poder al elector. ¿Qué opina?

-Que es contundente, no hay duda alguna; pero aquí salieron sacrificados los partidos políticos, que tienen una probada vocación democrática, y las regiones. Si eso es un buen resultado, siento discrepar del ministro.

-¿Ha tenido la oportunidad de ver el video del Gobierno sobre la reforma tributaria?

-El video es simplificador y hasta mentiroso. El aumento del gasto público se pudo financiar con el crecimiento económico, pero lo peor es el «tono sesentero», con lucha de clases y ultrareivindicativo… Se trata de atizar el ambiente.

Reportajes de El Mercurio, Domingo 4 de Mayo 2014

© Copyright 2022 RadioPolar.com Todos los derechos reservados.